Noticias

Boletín

Publicado el 24 de july de 2015

BuzosEl Canal de Panamá le da una atención especial a la planta potabilizadora de Mendoza con el fin de garantizar la continuidad del servicio y la calidad del agua que brinda a unos 200,000 usuarios de los distritos de Arraiján y La Chorrera.

Por esta razón, lleva a cabo labores de limpieza en la toma de agua y ha desarrollado un nuevo mecanismo, consistente en la utilización de bombas de succión que proveen de agua cruda para su procesamiento. De esta manera, no dependerá solo de las dos tuberías de recolección que ha contado hasta la fecha.

Mientras tanto, el plan de mantenimiento ordinario sigue vigente, pero será revisado a la luz de las nuevas opciones que se abre con el fin de acrecentar la confiabilidad de la planta y mantener su producción de 36 millones de galones de agua por día. La planta cuenta con tres bombas que funcionan de manera permanente más una cuarta de uso intermitente.

Disminución de las lluvias
El pronóstico de lluvias para el resto del año 2015 y principios del 2016 indica que la sequía que afecta al país desde hace dos años persistirá, producto del fenómeno El Niño, el cual ya ha provocado niveles históricos de escasez de precipitación pluvial.

La caída de lluvia en la Cuenca del Canal ha estado por debajo del promedio en 20, de los últimos 22 meses. A pesar de ello, el nivel del lago Gatún está aún por encima de los 81 pies.

El Canal de Panamá se apoya en un equipo de meteorólogos e hidrólogos, sistemas propios de imágenes de satélites, radar meteorológico, bases de datos centenarias, modelos de predicción de lluvias, caudales y elevaciones de ríos y lagos, y sistemas de ayuda a las decisiones para el manejo de los recursos hídricos.

Aumento de consumo
Garantizar el agua, en cantidad y calidad para la población, es la prioridad del Canal de Panamá en la administración de los recursos hídricos del Canal de Panamá, aunque los niveles de consumo humano e industrial de agua potable, extraída de los lagos Gatún y Alhajuela, han aumentado de forma vertiginosa en los últimos años.

Alrededor de 1.9 millón de personas se abastece del agua proveniente de los lagos Gatún y Alhajuela, lo cual representa más de la mitad de la población del país.

Esta situación se agrava por patrones de consumo excesivo y desperdicio, que elevan la demanda de agua a 400 litros/habitante/día. Con esta cifra, Panamá supera en más del doble el promedio de consumo de agua a todos los países de Latinoamérica.