Canal de Videos

Hay varios componentes que trabajan de manera integrada para proporcionar al buque un servicio de tránsito seguro y eficiente: las esclusas, canales de navegación, lagos, áreas de anclaje y las estaciones de amarre.

Cuando un buque debe esperar para realizar su tránsito, lo hace en las estaciones de amarre, donde no interrumpe el paso de otras naves.

Las estaciones de amarre mejoran la flexibilidad de programación del barco e incrementan el número de tránsitos.

En los últimos años, el Canal de Panamá ha creado nuevas estaciones de amarre y áreas de anclaje para atender la creciente demanda del sector marítimo mundial.

Para garantizar el tránsito seguro de buques por el Canal de Panamá es necesario un sistema de señales que sirven de apoyo a la navegación. La función principal de estas señales es guiar, de día y de noche, el tránsito expedito de los 14,000 buques que cruzan la vía interoceánica cada año.

El Canal de Panamá realiza importantes inversiones e incorpora nuevas tecnologías, como paneles solares y luces LED en las más de 1,500 señales que funcionan a lo largo de la vía acuática, como boyas, luminarias, torres de enfilamiento y 27 faros.

También, como parte del plan de modernización, se han instalado nuevos sistemas de iluminación en las esclusas.

Canal de Panamá, una historia de retos y conquistas.

El Canal de Panamá está a la vanguardia en la implementación de proyectos de modernización.

Renovación de la flota de locomotoras, dragas, lanchas y remolcadores; nuevo sistema hidráulico para las compuertas, mejoras al sistema de iluminación, profundización y ensanche del Corte Culebra y otras áreas, y la creación de nuevas estaciones de amarre, son algunas de las inversiones realizadas, alcanzando un monto superior a los mil millones de balboas.

Estos proyectos, junto a una cultura del mantenimiento y un equipo humano excepcional, mejoran la operación de la vía interoceánica, ofreciendo un servicio de calidad y seguro para el mundo.

El agua es un recurso estratégico en nuestro país. Y el Canal de Panamá tiene más de cien años de experiencia en su manejo.

Para la operación del Canal de Panamá fue necesario crear los lagos Gatún y Alhajuela, que almacenan el agua de la cual se abastece casi 2 millones de panameños, además de su uso, para la generación de energía hidroeléctrica.

El Canal de Panamá cuenta con tres plantas potabilizadoras que brindan un valioso servicio al país.

La gestión sostenible del agua es un motor para el crecimiento verde y el desarrollo sostenible, expande nuestra economía y promueve una mayor inclusión social.

El Puente del Atlántico será un puente vehicular de 4 carriles atirantado de concreto y sus accesos con una longitud de 4,605 metros. Beneficiará a 14 corregimientos, 495 comunidades y más de 40,000 habitantes de la Costa Abajo de Colón. También le agrega mayor valor turístico a la región.

En su temporada número 16, el Verano del Canal recorrió 17 comunidades del país con noches de cine y un mensaje de conservación del agua, cerrando con broche de oro en las Escalinatas del Edificio de la Administración con una noche folclórica y un festival musical que congregaron a más de 33,000 asistentes.

Desde el año 2000, el Canal de Panamá ha aportado en forma directa cerca de B/.13,300 millones al Tesoro Nacional.
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) entregó aportes al Tesoro Nacional por B/. 1,650 millones para el año fiscal 2017.

Acompáñanos del 25 al 27 de enero del 2018 en las Escalinatas del Edificio de la Administración del Canal con el #VeranoCanal. Tendremos una noche de cine, gala típica y un Festival Musical.

El crecimiento poblacional, el rápido desarrollo económico, la urbanización y los efectos del cambio climático continúan presionando los recursos hídricos; por lo que se hace imperativo mantener medidas de ahorro y conservación. El Canal de Panamá forma parte de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), que integra a múltiples organismos estatales y académicos, y tiene la misión de construir el plan nacional de seguridad hídrica.

El Canal de Panamá ejecuta estrategias para la protección del recurso hídrico mejorando la calidad de vida de las comunidades de su cuenca hidrográfica con proyectos de reforestación, incentivos por protección de bosques, pastos mejorados, cafe, cacao y otros.