Canal de Panama

Edificio de la Administración

Canal de Panamá > Nosotros > Sobre la ACP > Historia del Canal > Edificio de la Administración

Inaugurado el 15 de julio de 1914, exactamente un mes antes que el Canal de Panamá, el Edificio de la Administración preserva el legado del pasado.

Ubicado en una colina, desde la cual domina el área de Balboa, el Edificio de la Administración alberga las principales oficinas administrativas de la Autoridad del Canal de Panamá, incluyendo las del Administrador y Subadministrador, las cuales desde 1914 han estado ubicadas en el segundo piso, en la esquina frontal norte, desde donde divisan el área de Balboa y la entrada del Pacífico de la vía acuática.

Historia

La iniciativa de construir un edificio para centralizar todas las actividades relacionadas con la administración del Canal surgió en 1912, alrededor del mismo tiempo en que se le daban los últimos toques a las Esclusas del Gatún y se llenaba el Lago Gatún, cuando el Ingeniero Jefe George W. Goethals fijó su atención en la construcción de un edificio permanente.

Una vez se seleccionó el sitio para su construcción, se trajo a Panamá a Austin W. Lord, de una firma de Nueva York, para que estudiara las condiciones del sitio escogido y desarrollara los planos para crear uniformidad en el diseño de una serie de edificios en el área del Canal.  Para 1913, Lord había desarrollado planos para el Edificio de la Administración, las tres casetas de control de las esclusas, las estaciones del tren en Balboa y Cristóbal, la hidroeléctrica de Gatún y las unidades residenciales en El Prado.

El Edificio de la Administración fue construido siguiendo el estilo del renacimiento italiano, y se escogió una forma en E para mantenerlo suficientemente angosto y así aprovechar mejor la luz natural.

Al entrar al edificio, tanto empleados como visitantes quedan impresionados con la belleza de su alto cielo raso en forma de cúpula.  Los murales dramáticos, las columnas y el piso de mármol hacen de la rotonda la principal atracción del histórico edificio.  La escalera central, construida con mármol rosado de Tennessee, y el elegante pasamano de caoba son algunas muestras del lujo con que se construyó la imponente estructura.  Según los registros de la época, la construcción del edificio tuvo un costo de $879,000.

Los murales que adornan la rotonda fueron pintados por William B. Van Ingen de Nueva York, un artista que logró fama por sus murales en la Biblioteca del Congreso, en Washington, D.C., y en la Casa de la Moneda, en Filadelfia.  Los murales describen la monumental labor que constituyó la construcción del Canal.   Cuatro escenas – la excavación del Corte Gaillard o Culebra, la construcción del vertedero de la Represa de Gatún, la construcción de una compuerta de esclusa y la construcción de las Esclusas de Miraflores – nos narran el esfuerzo, valor y heroísmo de la fuerza de trabajo multinacional que logró la hazaña de unir los dos océanos más importantes del mundo a través del Istmo de Panamá.

A Goethals también se le atribuye haber tenido la visión de asegurar que un registro de la labor monumental realizada en la construcción del Canal se preservara en esta obra de arte, para que todos los que llegaran después no sólo se maravillaran de lo logrado y apreciaran su grandeza, sino que pudieran compartir el sentimiento de orgullo y compromiso que este magnífico logro siempre ha evocado, no sólo en quienes construyeron la vía acuática, sino en todos los que han estado involucrados, a través de los años, en su operación y administración.