Canal de Panam

Reemplazo de Locomotoras

Canal de Panamá > Nosotros > Sobre la ACP > Rendición de Cuentas > Presupuestos y Proyectos > Proyectos y Programas de Modernización > Reemplazo de Locomotoras

El Poder de las Locomotoras

Con 290 caballos de fuerza, las locomotoras mantienen en la posición correcta al buque con relación a las estructuras de las esclusas del Canal. Son esenciales para que el tránsito sea seguro y expedito. Para asistir a los buques las locomotoras se desplazan sobre rieles de remolque ubicados a todo lo largo de los muros de la esclusa.

Hoy, en el Canal de Panamá se ha ido incorporando una nueva generación de locomotoras para beneficio de Panamá y el comercio mundial. Cada una de ellas pesa 50 toneladas; opera con 2 unidades de tracción de 290 caballos de fuerza cada una. Tiene una capacidad de remolque de 311.8 kilonewtons a 4.8 kilómetros por hora y de 178.2 kN a 8 kilómetros por hora. Puede mover la misma carga a 3.2 y 4.8 kilómetros por hora, respectivamente. Su velocidad máxima de retorno es de 16 kilómetros por hora. Es un modelo más liviano, fuerte y veloz que el utilizado anteriormente. En virtud de su nuevo diseño, se han reducido los tiempos de esclusajes, entre otros beneficios.

Las primeras locomotoras utilizadas en el Canal, también conocidas como “mulas”, fueron construidas por la compañía General Electric. Pesaban 43 toneladas métricas y podían halar 111.07 kilonewtons a una velocidad de remolque de hasta 3.2 kilómetros por hora. Su velocidad de retorno era de un máximo de 8 kilómetros por hora. A partir de 1964, estas fueron sustituidas por locomotoras marca Mitsubishi, que pesan 55 toneladas, halan hasta 311 kN a su velocidad máxima de remolque de 4.8 kilómetros por hora. Usan dos molinetes y la velocidad de retorno es de 14.4 kilómetros.

En 1997 se le adjudicó a la empresa Mitsubishi el contrato para la fabricación de nuevas locomotoras. Los primeros ocho prototipos de locomotoras llegaron en agosto de 1999, a un costo de B/.2.3 millones por unidad. Luego de un periodo de prueba de 6 meses, entraron en operación en las Esclusas de Miraflores.

El segundo grupo llegó en agosto de 2001, a un costo de B/.1.9 millones por unidad. Dieciséis de las 26 que se ordenaron ya operan en las Esclusas de Miraflores. Las 10 restantes llegaron en marzo del 2002 y se integraron a la flota de Miraflores. Con estas nuevas locomotoras se aumenta la flota a 100 unidades y se inicia el reemplazo total de la flota a locomotoras del nuevo tipo.

El tamaño de la flota de locomotoras ha crecido con los años para enfrentar el aumento en el número y tamaño de los buques que transitan a través del Canal. La mayoría de los buques de alto calado que transitaban las esclusas eran asistidos por cuatro locomotoras. Actualmente y dado su tamaño, ciertos buques requieren hasta de ocho de las nuevas y más potentes locomotoras.