Canal de Panama

Evaluación socio-económica del programa de ampliación de la capacidad del Canal mediante la construcción del Tercer Juego de Esclusas

Canal de Panamá > Plan Maestro 2005-2025 > Plan de Estudios > Financieros y Económicos > Evaluación socio-económica del programa de ampliación de la capacidad del Canal mediante la construcción del Tercer Juego de Esclusas

  • Finalizado: Abril 2006
  • Idioma: Español
  • Autor: INDESA
  • Sinopsis: El presente estudio tiene como propósito realizar evaluaciones del programa de ampliación de la capacidad del canal mediante la construcción de un tercer juego de esclusas, de acuerdo a lo establecido en el Plan Maestro aprobado por la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), entidad autónoma del Estado panameño.Se realizaron dos evaluaciones: una microeconómica y la otra macroeconómica. La microeconómica, a su vez, consideró tres enfoques: el primero consistió en la evaluación económica del proyecto “puro” con base en los flujos de fondos directos asociados a la ACP, calculados con los precios de mercado percibidos por la venta de sus servicios y los pagados por la compra de insumos y factores. En este primer enfoque se efectuó una evaluación económica del proyecto “puro” (sin consideraciones financieras), obteniéndose una tasa de rentabilidad económica del proyecto para la ACP. El segundo enfoque ajustó estos flujos de ingresos y egresos para convertirlos en flujos sociales mediante la introducción de precios de eficiencia, es decir, se efectuó una evaluación social de los beneficios y costos directos asociados a la ampliación del Canal, obteniéndose una tasa de rentabilidad social directa. El tercer enfoque incorporó los efectos indirectos del proyecto, en particular el efecto de la ampliación sobre los servicios portuarios del país, obteniéndose así la tasa de rentabilidad social total del proyecto.

    La evaluación macroeconómica calculó la diferencia en el valor de la producción de la economía nacional (medido por el PIB) que resulta de comparar el crecimiento del PIB “con” proyecto y “sin” proyecto. Esta evaluación incorporó los cambios en el PIB atribuibles tanto al proyecto de ampliación como a otras inversiones que resultan de las interconexiones de la ACP con el resto de la economía, obteniéndose así una tasa de rentabilidad social total del capital en Panamá.

    Los enfoques microeconómicos se basaron en la información de ingresos y gastos proporcionada por la ACP. El enfoque macroeconómico utilizó las proyecciones contenidas en el estudio “Impacto Económico del Canal en el Ámbito Nacional” .

    En aquellos casos en que los costos o beneficios no pudieron estimarse con precisión, los Consultores aplicamos supuestos que siempre condujeron a sub-estimar los retornos económicos y sociales del proyecto, de modo que las rentabilidades aquí calculadas constituyen un piso de las rentabilidades “verdaderas”. Por ejemplo, el esquema de peajes que se ha desarrollado como base de la evaluación (peajes reales constantes durante el periodo de análisis) supone que no existirá ningún incremento en peajes por encima de la tasa local de inflación (supuesto éste que va a contrapelo de la experiencia reciente de los peajes cobrados por la ACP). Del lado de costos ambientales se han incluido recursos de la ACP para mitigar (y en algunos casos compensar totalmente) los efectos sobre bosques y tierras superiores a los que deberían atribuirse al impacto de la ampliación propiamente dicha. El escenario internacional utilizado en este trabajo fue el denominado “más probable” y hemos dejado los escenarios “optimista” y “pesimista” como casos extremos que no desarrollaremos aquí.

    Todos los datos financieros y de ingeniería fueron suministrados por la administración de la ACP. Los autores colaboraron en el cálculo de algunos valores, especialmente en lo que se refiere a los beneficios futuros. Sin embargo, la responsabilidad de la calidad de los datos es de la Administración de la ACP y no de los Consultores.

    A lo largo del proceso de evaluación se utilizó como referencia el año fiscal de la ACP (octubre a septiembre) y no el año calendario. Esto quiere decir, por ejemplo, que el año fiscal 2007 (AF 2007) cubre el periodo de octubre de 2006 a septiembre de 2007. Los datos de los estados pro-forma están valorados a precios del año base de 2005, salvo ajustes realizados en los costos de combustible por razón de aumentos esperados de su precio relativo durante el periodo de construcción. Igualmente, se ha supuesto un aumento del salario mínimo del orden de 2% por encima de la tasa de inflación local.

  • Documentos: