fbpx

Canal Connection

Septiembre

Pregúntale a los expertos:
Daniel Muschett y José Reyes

La necesidad de un suministro sostenible de agua en el Canal de Panamá ha sido una de las mayores prioridades desde que experimentó su quinto año más seco en 70 años en 2019. Desde entonces, el Canal implementó un cargo de agua dulce, extendió las medidas de conservación del agua e hizo cambios en los sistemas de reservas. Como resultado de estas acciones, el Canal de Panamá ahora ofrece un calado máximo autorizado de 50 pies en las esclusas neopanamax, una mejora significativa a los 43 pies de calado en julio de 2019, confirmando la efectividad de dichas medidas.

De todas formas, aún hay una necesidad para el Canal de Panamá de adoptar una solución a largo plazo para asegurar el suministro de agua durante los próximos 50 años. Es por esto que el 7 de septiembre de 2020, el Canal de Panamá publicó el pliego para la precalificación de los interesados en participar como proponentes de la licitación para el diseño, construcción y puesta en ejecución de un sistema optimizado de administración del agua, que cambiará fundamentalmente la forma en la que Panamá gestiona sus recursos hídricos. El Canal espera invertir hasta $2 mil millones en este proyecto, resultando en la mayor obra de infraestructura de la vía interoceánica desde el Canal ampliado.

Para entender mejor por qué y cómo llevará a cabo este proyecto el Canal de Panamá y profundizar sobre el alcance y su impacto a largo plazo en la vía acuática, hablamos con el vicepresidente de Administración Hídrica, Daniel Muschett, y el vicepresidente de Proyectos Hídricos, José Reyes.

Daniel Muschett

¿Qué lecciones aprendidas de proyectos previos y del Canal ampliado están buscando aplicar al diseño y la construcción del nuevo sistema de gestión del agua?

Ante todo, la vida y las necesidades de las comunidades dentro y fuera de la cuenca del Canal de Panamá son de suma importancia para nosotros. Nuestra experiencia en el estudio de otras cuencas hidrográficas en Panamá para determinar su potencial para suministrar el agua al Canal, así como nuestra trayectoria en la ingeniería, diseño y construcción de grandes proyectos de infraestructura, nos ha enseñado sobre la importancia de estas comunidades. También aprendimos cómo trabajar mejor con nuestros socios en agencias gubernamentales, organizaciones multilaterales y dentro del Canal. Con este fin, solo podemos lograr nuestro objetivo de aumentar la disponibilidad de agua y desarrollar la capacidad para gestionarla involucrando a las comunidades locales en el proceso, de modo que puedan beneficiarse tanto económica como socialmente. 

¿Cuáles son los aspectos innovadores de este proyecto?

Nos sentimos orgullosos de que el nuevo sistema de gestión del agua contará con varios componentes innovadores. Por ejemplo, el uso de tecnología de la información, como sensores, sistemas de información geográfica, mapeo satelital y herramientas para compartir información, permitirán que el Canal obtenga datos automatizados, en tiempo real, para asegurar un nivel de agua óptimo para las operaciones durante todo el año. Un eje fundamental de este esfuerzo, la investigación y el desarrollo ocuparán un lugar central a través del recién creado centro de investigación del agua, en asociación con la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP). En conjunto, trabajaremos para identificar soluciones innovadoras que mitiguen los efectos del cambio climático en la disponibilidad del agua, incluyendo el despliegue de las últimas tecnologías como la inteligencia artificial. 

También hemos infundido innovación a lo largo del ciclo del proyecto para impulsar un futuro más sostenible para Panamá y la industria marítima global. Específicamente, nos aseguraremos de que impulse mejoras bienestar social y económico de las comunidades locales mediante la creación de empleo, mejora de la infraestructura y el avance los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la ONU.

¿Qué está haciendo ya el Canal de Panamá para conservar el agua y proteger el ambiente?

El Canal de Panamá continúa implementando medidas de conservación del agua en sus operaciones, tales como llenados cruzados en las esclusas, una técnica que envía agua durante tránsitos entre dos carriles en las esclusas panamax y que ya ahorra la misma cantidad de agua que se usan en seis esclusas cada día. Otras medidas en curso incluyen el cierre de la central hidroeléctrica de Gatún, la eliminación de la asistencia hidráulica en las esclusas panamax, el uso de esclusajes en tándem (dos buques en una cámara, en caso de que sea posible) y el uso de tinas de ahorro de agua en las esclusas neopanamax. El Canal también implementó una serie de medidas de agua en febrero 2020, tal como el cargo por agua dulce, una respuesta común de la industria a bajos niveles de agua. Estos esfuerzos han permitido al Canal asegurar un incremento constante en el calado luego de menos de tres meses de implementación.  

El Canal también continuó con sus medidas estacionales para proteger las rutas migratorias de cetáceos, delfines y otros grandes animales acuáticos de acuerdo con la Organización Marítima Internacional (OMI). Desde el 1° de agosto al 30 de noviembre del 2020, los buques deberán permanecer dentro de las áreas de navegación designadas como Esquema de Separación del Tráfico (TSS, por sus siglas en inglés) que disminuyen la superposición entre los buques que entran o salen del Canal y los cetáceos migratorios.

Jose Reyes

¿Por qué este proyecto es distinto de las inversiones de capital anteriores en el Canal?

Este sistema de gestión del agua es distinto a otras inversiones importantes porque el resultado final no será simplemente una obra de infraestructura, sino un sistema que cambiará cómo Panamá gestiona sus recursos hídricos. Somos el quinto país más lluvioso, junto con Costa Rica, y tenemos la oportunidad de revolucionar cómo pensamos acerca del futuro y el control que tenemos sobre nuestras fuentes de agua, desde facilitar el comercio mundial a proveer agua potable limpia. Este sistema proveerá un nivel de agua óptimo a nuestros canales navegables durante todo el año, lo que será aún más importante a medida que los patrones comerciales continúen cambiando debido a la pandemia. 

Este proyecto también será fundamental para la recuperación económica de Panamá como resultado del coronavirus. Si bien todavía no hay certezas de cuántos puestos de trabajo generará, el proyecto durará varios años y requerirá de mucha mano de obra.

¿Por qué la cantidad, calidad y el control del agua son un resultado clave del proyecto?

El agua es nuestra mayor prioridad. Necesitamos garantizar un nivel operacional de agua las 24/7 y los 365 días del año, y asegurar un suministro suficiente para el consumo humano. Un sistema integrado de gestión del agua permitirá que el Canal tenga control de los niveles de agua en el lago Gatún durante cualquier estación del año. Para obtener este nivel de control, el sistema también necesitará tener la tecnología necesaria para pronosticar adecuadamente los niveles de agua y controlar de manera efectiva su flujo a nuestros canales de navegación para garantizar operaciones sostenidas. Para gestionar la cantidad de agua, este nuevo sistema mejorará nuestra capacidad de almacenamiento, que es especialmente importante cuando se producen sequías, como vimos en 2019. Por último, pero no menos importante, la calidad es clave para este proyecto, ya que debemos asegurarnos de que se mantenga de acuerdo a los estándares del agua potable y los niveles de salinidad sean los permitidos para el consumo humano y adecuado para las operaciones de tránsito. 

¿Podes ampliar el concepto de la ingeniería del proyecto?

Hemos visualizado algunos escenarios para este sistema a lo largo de los últimos años, desde la segmentación del lago Gatún para crear un reservorio de agua hasta una tubería que extrae agua de un lago con niveles más altos de agua hacia el Canal. Al final, no hay una repuesta simple o un solo proyecto que resuelva los desafíos ambientales y comerciales en constante cambio que impactan al Canal, por lo que estamos enfocados en implementar un sistema integrado.

La conceptualización del proyecto será conocido una vez que elijamos a la firma más calificada a través del proceso del pliego. Nuestro objetivo es preseleccionar a las empresas más calificadas para fin de año, invitando a cada una a presentar sus propuestas de mejor valor para una cartera de proyectos de gestión del agua en la vía interoceánica.

¿Por qué las empresas deberían participar en este proyecto y en el proceso de RFQ?

Los licitadores con conciencia social y ambiental deberían considerar postularse para este proyecto único que dejará, sin dudas, un impacto en el comercio mundial y en Panamá durante muchos años por venir.

Para más información, visite: https://apps.pancanal.com/sli/

Agosto

Trabajos de mantenimiento rigurosos, perfeccionados durante
décadas, concluyen en las esclusas del Canal de Panamá

Hace 106 años, en este mes, se inauguró el Canal de Panamá transformando el comercio mundial para siempre. Desde ese entonces, la vía interoceánica ha visto transitar a través de sus esclusas a más de un millón de buques, llegando a servir en la actualidad a 144 rutas de comercio que conectan 1,700 puertos a lo largo de 160 países.

¿Cuál es la clave para las operaciones continuas y confiables del Canal de Panamá durante los últimos 106 años? La combinación de una fuerza laboral comprometida y un programa de mantenimiento riguroso perfeccionado durante el último siglo y modernizado con tecnología del siglo XXI. Durante ese mes, dicha combinación estuvo en pleno despliegue durante dos días como parte de los trabajos rutinarios del Canal de Panamá para garantizar un servicio seguro y confiable.

Mantenimiento en esclusas de Miraflores y Pedro Miguel

Para minimizar el impacto en los tránsitos, el mantenimiento fue llevado a cabo de manera simultánea en las esclusas de Miraflores y Pedro Miguel durante la última semana de agosto. Esto requirió el trabajo en equipo de 120 trabajadores y varias divisiones, incluyendo las de Esclusas, Astilleros Industriales, Ingeniería y Dragados. Si bien el carril oeste de las esclusas permaneció cerrado durante este período, los tránsitos continuaron su curso regular a través de las esclusas neopanamax, así como por el carril este de las esclusas panamax.

La grúa flotante, Titán, ayuda en los trabajos de mantenimiento en las esclusas de Miraflores

En Miraflores, el trabajo consistió en el remplazo de bujes de horquilla y yugo, que son los que sostienen la compuerta para su operación regular. Dado que las compuertas en las esclusas de Miraflores pesan entre 353.8 y 662.2 toneladas, el equipo utilizó la grúa Titán para levantar la compuerta y luego remplazar los bujes. Este trabajo tardó 34 horas en finalizar.

Se levanta una compuerta como parte del mantenimiento de rutina en las esclusas de Miraflores

Mientras tanto, se sustituyeron las llantas de defensa de las esclusas de Pedro Miguel, una labor que tomó 12 horas. Gerardo Ríos, capataz de mantenimiento de infraestructura de las esclusas de Pedro Miguel, explicó que “estas dos llantas de defensa ayudan a la embarcación y al capitán a alinear el barco con la recámara. Las llantas giran y protegen la infraestructura del Canal, pero también protegen a la embarcación”.

Como recordatorio de la modernización del Canal de Panamá durante los últimos 106 años, las llantas de defensa de la vía interoceánica fueron construidas originalmente con madera de resorte, aunque desde entonces se han actualizado a defensas de goma con una capa vulcanizada de polietileno de muy baja fricción y peso molecular ultra alto. Las llantas de defensa utilizadas actualmente pesan 14,000 libras cada una y son reemplazadas como parte de los programas de mantenimiento, o cuando muestran algún nivel de desgaste como resultado de su uso previsto.

Trabajos de mantenimiento en curso en las esclusas de Miraflores

Estos trabajos de mantenimiento dan cuenta de tan solo uno dentro de los más de 100 proyectos de mantenimiento que realiza el Canal de Panamá anualmente. De hecho, cada año el Canal invierte aproximadamente $200 millones para mantener la infraestructura y equipamiento, inspeccionando cada estructura en la vía interoceánica al menos una vez y analizando toda la maquinaria, edificios y componentes de las esclusas con mayor frecuencia.

Con cada proyecto, el equipo planifica, anuncia y diagrama cuidadosamente sus movimientos con semanas de anticipación. Toda esta labor se realiza con el objetivo de asegurar que las operaciones del Canal de Panamá se mantengan continuas, seguras y confiables hoy y por los 106 años por venir.

Julio

El camino hacia la descarbonización:
La perspectiva del Canal de Panamá sobre el futuro del transporte

Por Alexis Rodríguez, Especialista en Protección Ambiental del Canal de Panamá

A principios de este mes, el Canal de Panamá participó en las reuniones virtuales llevadas a cabo por la Organización Marítima Internacional (OMI). Aunque se centraron específicamente en las medidas a corto plazo para reducir emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los buques, las discusiones volvieron a enfocarse en la descarbonización del transporte marítimo. Este hito, junto con los recientes anuncios de la industria, no solo marca un punto de inflexión en las ambiciones para la reducción de emisiones del sector, sino que también ratifica el enfoque holístico del Canal de Panamá hacia la sostenibilidad y cómo puede resultar en un plan eficaz para maximizar la reducción de carbono en las cadenas de suministro.

Las primeras ambiciones para concretarlo

Con el 90% del comercio mundial realizándose a través del mar, el transporte marítimo es responsable por el 2-3% de las emisiones de GEI, según la OMI. Para disminuir el impacto ambiental, la OMI lanzó una estrategia en 2018 que propone asegurar un futuro con bajas emisiones de carbono para el transporte marítimo mundial. La estrategia, que se revisará en 2023, busca reducir las emisiones de GEI por trabajo de transporte de los niveles de 2008 en al menos un 40% para 2030, y por al menos un 50% de las emisiones anuales de GEI para 2050, en comparación con 2008.

La industria y el Canal de Panamá avanzaron en este aspecto, sobre todo la adopción de la regulación IMO 2020, que exige que el contenido de azufre en el combustible de las embarcaciones disminuya de 3.5% a 0.5%. La regulación entró en vigencia el 1 de enero de 2020 después de años de preparación y coordinación y fue “implementado con éxito sin interrupciones significativas” según el secretario general de la OMI, Kitack Lim, lo que indica la capacidad de la industria para adaptarse rápidamente en términos de sostenibilidad.

Sin embargo, la conversación pronto cambió y se enfocó en la pandemia del COVID-19 y las medidas tomadas en este contexto, lo que causó una fuerte disminución en el comercio marítimo mundial. En el primer trimestre de 2020, el comercio de mercancías se redujo un 3% interanual, según la Organización Mundial del Comercio (OMC), y los pedidos de nuevos buques cayeron un 53%, al igual que muchas otras inversiones, lo cual hizo que los esfuerzos dirigidos a reducir las emisiones de los tránsitos se retrasen.

Punto de inflexión

Sin embargo, algunos desarrollos recientes sugieren un compromiso para una mayor sostenibilidad en el largo plazo en el transporte marítimo y reafirman el enfoque holístico del Canal de Panamá. Por un lado, como parte del paquete de recuperación recientemente aprobado, la Unión Europea votó para incluir el transporte en el sistema de comercio de emisiones de la UE a principios de este mes (ETS por sus siglas en inglés), y solicitó la creación de un nuevo fondo para respaldar los esfuerzos de descarbonización en el sector del transporte marítimo.

Por otro lado, hemos visto cómo los propietarios y los agentes de carga comienzan a asumir un rol más importante en la transición hacia la reducción de carbono a medida que aumenta la presión de los consumidores por un/el abastecimiento sostenible. Con las emisiones de la cadena de suministro cinco veces más altas que las operaciones directas de una empresa, las grandes corporaciones buscan oportunidades para reducir las emisiones y seleccionan cada vez mejor a los proveedores en función de su desempeño ambiental.

Esto ha llevado a un gran número de compañías líderes, desde empresas de consumo hasta navieras, a anunciar nuevos objetivos y avances en las últimas semanas. Por ejemplo, el contenedor oceánico más grande del mundo registró una disminución en las emisiones de CO2 por contenedor por kilómetro en un 5.6% y 2.5% para los índices Dry y Reefer, respectivamente, en 2019. Schleich GmbH, uno de los mayores fabricantes de juguetes en Alemania, anunció el mes pasado que neutralizará toda su huella de CO2 en el transporte marítimo con la ayuda de Kuehne+Nagel. Unilever y Apple también se comprometieron a que todos los productos y operaciones sean neutrales en carbono para 2030, luego de Microsoft, que a principios de este año anunció que no solo será carbono negativo para 2030, sino que para 2050 también “eliminará del medio ambiente todo el carbono que la compañía ha emitido directamente o por consumo eléctrico desde su fundación en 1975″.

Estos compromisos ayudan a subrayar que la descarbonización es un buen negocio, marcando un emocionante punto de inflexión para la ampliación de la sostenibilidad en el transporte. Ofrecer operaciones con bajas emisiones de carbono y, en última instancia, con cero emisiones, ya no es un diferencial, sino un componente crítico que debe seguir teniéndose en cuenta en toda la cadena de valor de una compañía, y ahí es donde entrará en juego el Canal de Panamá.

Optimización de las rutas marítimas para reducir los GEI

En una reunión anterior de la OMI, Panamá le presentó un documento titulado: “La optimización de rutas marítimas como medidas a corto plazo en la reducción de emisiones”. Allí señala los diversos factores que afectan las emisiones de los buques, que van desde el peso de su carga hasta la velocidad, y subrayó que cada uno debe ser considerado y optimizado para reducir las emisiones de manera significativa, un paso necesariao para cumplir el objetivo de la OMI de reducir las emisiones de CO2 por transporte en al menos un 40% para 2030 y de al menos un 50% de las emisiones anuales de GEI para 2050, en comparación con 2008 en tránsitos internacionales.

De acuerdo con el Canal de Panamá, esta propuesta llamó la atención sobre la optimización de rutas como una herramienta crítica que, si se usa en toda la industria, podría ofrecer una reducción tangible y exponencial de CO2 y otras emisiones de GEI de los buques, además de los costos, combustibles, entre otros. Según la OMI, una ruta óptima puede generar hasta un 10% del potencial de reducción de GEI, según la reducción de tiempo y las distancias de navegación.

Desde su apertura hace más de un siglo, el Canal se ha convertido en un defensor clave de la optimización de las rutas, ya que ha contribuido directamente a la reducción de 800 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2). Esto se debe, en parte, a que el Canal de Panamá permite a los buques que viajan desde Asia hacia a la costa oeste de los EE.UU. ahorrar entre un 12% y un 18% de emisiones en comparación con el Canal de Suez o la ruta del Cabo de Buena Esperanza, respectivamente, al acortar la distancia y ahorrar tiempo, combustible y otros costos adicionales.

La Canal de Panamá y su Ruta Verde

La vía interoceánica representa más que un atajo. En los últimos años, hemos ido más allá de las propuestas a través de la estrategia de la Ruta Verde del Canal de Panamá, que tiene como objetivo maximizar nuestra eficiencia operacional y ambiental. Esto nos permite, como describimos en nuestro documento técnico para la OMI, contribuir directamente a las iniciativas positivas de los clientes y las medidas técnicas para ayudar a reducir sus emisiones de CO2 y GEI.

Por ejemplo, en 2014, y de acuerdo con las recomendaciones de la OMI, el Canal de Panamá comenzó a promover la implementación de los esquemas de separación de tránsito (TSS por sus siglas en inglés) y los programas de reducción de la velocidad de los buques. Desde el 1 de agosto hasta el 30 de noviembre de cada año, el Canal de Panamá promueve la protección de cetáceos, delfines y otros grandes animales acuáticos a medida que comienzan su migración estacional, cuando podrían cruzar caminos con embarcaciones con destino a la vía interoceánica. Asimismo, se descubrió que las embarcaciones redujeron sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y de gases contaminantes por un promedio de 75% durante las medidas estacionales del TTS, dependiendo del tipo, tamaño y combustible del buque. Esto equivale a más de 15,000 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Dos años después, la ampliación del Canal de Panamá en 2016 aumentó significativamente los ahorros de emisiones de la ruta para los buques al permitirles transportar cantidades aún mayores de carga en menos viajes, ahorrando tiempo y combustible. En su primer año, el Canal ampliado ahorró aproximadamente 17 millones de toneladas de CO2 para los buques, una cifra que se espera que aumente a 160 millones de toneladas para el final de su primera década.

La vía interoceánica también ha implementado tecnología para optimizar su ruta, lo que demuestra el rol que asume en la digitalización y optimización de las escalas portuarias, para mejorar la eficiencia operativa y ambiental en la industria. En 2017, el Canal de Panamá se asoció con la Autoridad Marítima de Panamá y otros organismos panameños para lanzar la Ventanilla Única Marítima de Panamá (VUMPA), simplificando el papeleo logístico para los clientes internacionales que pasan por el país, una hazaña notable que requirió una amplia coordinación entre agencias y se concreta con un ahorro de más de 300,000 formularios en papel y 3,200 horas anuales. Ese mismo año, el programa Green Connection del Canal también presentó su Calculadora de Emisiones, una herramienta que permite a los transportistas medir sus emisiones de GEI por ruta, incluidas las emisiones totales ahorradas al elegir el Canal de Panamá sobre otras rutas. Tanto el VUMPA como la Calculadora de Emisiones se actualizaron en 2019 para incluir una tecnología mejorada de seguimiento de emisiones.

Al seguir estos pasos, el Canal de Panamá ha desarrollado un plan integral para la reducción de las emisiones de CO2, que continuaremos promoviendo y desarrollando en los próximos meses y años junto con clientes y colegas de la industria. Aunque la pandemia del COVID-19 sigue siendo un desafío apremiante, la recuperación posterior nos da la oportunidad de reconstruir mejor. Es fundamental que aprovechemos este momento para unirnos, elevar nuestras ambiciones y dirigir el planeta hacia un futuro más sostenible e inclusivo.

Junio

Pregúntale a la experta: Silvia de Marucci

Este mes, el Canal de Panamá celebra el 4° aniversario de su ampliación, el mayor proyecto de mejora desde su inauguración en 1914. Luego de una década de planificación y construcción, el Canal ampliado fue inaugurado oficialmente el 26 de junio de 2016, un momento histórico tanto para la vía interoceánica, como para la población de Panamá y el comercio marítimo mundial. Desde entonces, el Canal ampliado ha llegado a representar la capacidad de la vía interoceánica de adaptarse y de atender las crecientes demandas de la industria, incluso cuando involucra asumir desafíos sin precedentes.

Para celebrar este aniversario, hemos conversado con Silvia de Marucci, Gerente de la División de Análisis de Mercado y Relaciones con Clientes, para saber más acerca de las operaciones del Canal ampliado y el impacto en el Canal de Panamá.

¿Podrás describir las ventajas del Canal ampliado?
La ampliación incluyó la construcción de un nuevo juego de esclusas en los lados del Atlántico y Pacífico de la vía interoceánica. Esto creó un tercer carril de tráfico que duplicó la capacidad de carga del Canal de Panamá y allanó el camino para más opciones de transporte, un mejor servicio marítimo y una mayor confiabilidad en la cadena de suministro.

El Canal ampliado también fortaleció el valor de la vía interoceánica como la ruta verde del comercio marítimo. Por un lado, a pesar de tener 70 pies más de ancho y 18 pies más de profundidad que las del Canal original, las esclusas neopanamax utilizan menos cantidad de agua debido a las tinas de ahorro que reciclan el agua durante cada tránsito. Su tamaño también permite a los cargadores consolidar la mercancía en buques más grandes que realizan menos viajes, lo que reduce las emisiones.

¿Cómo ha afectado Canal ampliado a los tránsitos en los últimos cuatro años?
En 2016, el Canal ampliado representaba el 8% de los tránsitos en la vía interoceánica. Desde entonces, los navieros han podido capitalizar el ahorro de tiempo y costos que ofrece el Canal ampliado, trayendo nuevos segmentos, mayor cantidad de carga para los segmentos existentes y redirigiendo sus líneas de tránsito a la vía interoceánica. Cuatro años más tarde, el Canal ampliado representa actualmente no solo el 27% de los tránsitos, sino también el 50% del tonelaje en el Canal de Panamá.

¿Cómo ha afectado al Canal ampliado la pandemia del COVID-19 y el impacto económico relacionado?
A medida que la pandemia creció, actuamos rápidamente para asegurar la sostenibilidad de nuestras operaciones como también la salud de nuestros colaboradores, clientes y la tripulación de los buques en tránsito. En marzo, la vía interoceánica implementó mejoras en sus procedimientos, incluyendo la reducción del personal en sitio a aquellos esenciales para las operaciones de tránsito, y exigió el estricto cumplimiento de los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias panameñas.

Hasta ahora, los tránsitos del Canal ampliado se han mantenido estables, con un promedio de ocho a nueve por día. El Canal ampliado también ha ayudado a reforzar el rol del Canal de Panamá como facilitador del paso de las cadenas de suministro globales críticas en los últimos meses, ayudado en parte por la mayor capacidad y eficiencia proporcionadas por las esclusas neopanamax. En lo que va de nuestro año fiscal 2020, más de 13 millones de toneladas de gas de cocina, 107,000 toneladas de comestibles y 4.9 millones de toneladas de granos se han transportado a través de las esclusas neopanamax en su tránsito hacia centros de consumo de todo el mundo. Tan solo desde febrero, las esclusas neopanamax han movilizado más de 164,000 toneladas de trigo, lo que equivale al peso de más de veinte Torres Eiffel.

¿Cómo ven el futuro del Canal de Panamá?
Estamos realizando un seguimiento de los cambios temporales y permanentes en los patrones comerciales, incluyendo una creciente tendencia del comercio mundial a lo regional, y por consiguiente, evaluando formas de adaptar nuestras operaciones. A pesar de la actual situación económica, todavía estamos avanzando en planes de inversión en nuestra infraestructura, procesos y capital humano, por lo que estamos preparados para la recuperación y el crecimiento de la industria en el futuro.

Una de esas oportunidades incluye implementar una solución a largo plazo para el agua, que fortalecerá la confiabilidad operativa del Canal de Panamá en los próximos años. Esta es una prioridad para nuestro equipo, y que puede convertirse en la segunda inversión de capital más grande, solo superada por la ampliación.

Como escribió el Administrador en mayo, vemos al Canal ampliado como una evidencia de nuestro compromiso de invertir ambiciosamente en nuestro futuro. Para nosotros, la ampliación sigue siendo tan solo el comienzo de nuestro futuro como el centro logístico de las Américas.

Mayo

El Canal de Panamá asegura un calado competitivo y confiabilidad de su operación con medidas de ahorro agua

A principios de este año, el Canal de Panamá implementó medidas de ahorro de agua tras experimentar el quinto año más seco en los últimos 70 años. Gracias a la larga relación y constante comunicación con nuestros clientes, así como su flexibilidad de adaptación a estas medidas, el Canal de Panamá ha salido de la estación seca garantizando un calado competitivo, y, por ende, operaciones regulares en los próximos meses. Contar con un nivel operativo de agua y confiabilidad de tránsitos en la segunda mitad del 2020 será fundamental para la vía interoceánica a medida que avanza en la búsqueda de soluciones a largo plazo a la situación del agua, y se prepara frente a los  cambios en el comercio mundial producto del coronavirus, como describió el administrador del Canal de Panamá este mes.

La vía interoceánica ha monitoreado cautelosamente su uso de agua en las operaciones desde fines del 2018, anticipando precipitaciones en la cuenca hidrográfica que fueron 20 por ciento inferiores al promedio histórico. Esta sequía sin precedentes limitó severamente los niveles de agua en los lagos Gatún y Alhajuela, las principales fuentes para el Canal y la mitad de la población de Panamá. A pesar del intenso uso de tácticas de conservación de agua en las operaciones del Canal, todavía se proyectaban niveles de calado inadecuados que restringirían significativamente la carga que transitaba la vía interoceánica, si no se aplicaban mayores medidas.

Como resultado, el 15 de febrero pasado el Canal de Panamá adoptó una serie de medidas estratégicas para mantener un nivel operativo de agua, incluyendo un cargo por agua dulce fijado según los datos diarios de los niveles del lago Gatún; una medida sin fines de lucro que también es una práctica estándar en la industria. Asimismo, el sistema de reservas se modificó para aumentar la certeza en torno a los horarios de tránsitos, lo que permitió un uso más eficiente de los recursos hídricos y tácticas de conservación, tales como los llenados cruzados en las esclusas panamax, una técnica innovadora desarrollada por el equipo del Canal que ahorra la misma cantidad de agua utilizada en seis esclusas por día, enviando agua entre los dos carriles durante los tránsitos en las esclusas panamax.

Las medidas tomadas en febrero también se implementaron en base al progreso realizado por las múltiples iniciativas de conservación. A modo de ejemplo, el Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA) trabaja para garantizar que las familias que viven a lo largo de la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá dispongan de los recursos, educación y otros incentivos para invertir en la sostenibilidad a largo plazo de sus propiedades y el medio ambiente circundante. El programa ha llevado a tasas reducidas de escorrentía y uso de agua en estas comunidades, como también la reforestación de más de 22,000 hectáreas de tierra, con más de cinco millones de semillas plantadas y 3.5 millones de toneladas de CO2 capturadas.

Ahora, menos de tres meses después de la implementación de las medidas de conservación, los niveles de agua en el lago Gatún pueden acomodar un calado de 45 pies, mayor de lo previsto para el principio de la temporada de lluvias, que se espera que comience a mediados de mayo. La fecha oficial de la temporada de lluvias en Panamá será determinada para varios factores como la velocidad del viento, las precipitaciones en la cuenca hidrográfica, las temperaturas oceánicas en el Golfo de Panamá, entre otras métricas.

Además de minimizar los ajustes de calado, el Canal ha brindado apoyo a sus clientes durante este tiempo de inestabilidad al ajustar su sistema de reservas. Desarrollado en respuesta a los aportes de los principales clientes en su comunicación con el Canal de Panamá, los cambios introducidos a fines del mes pasado ofrecen una mayor flexibilidad en torno a las tarifas y el intercambio de cupos de reserva.

Por último, esta renovada confiabilidad en el calado ayudará a reforzar la capacidad de resiliencia de la ruta del Canal de Panamá en los próximos meses, a medida que la industria se enfrenta a la incertidumbre económica a raíz de la pandemia del coronavirus. No obstante, la búsqueda del Canal de Panamá por una solución a largo plazo continúa. Para fines de este año, el equipo aspira no solo a solicitar y revisar propuestas de ingeniería para una solución a largo plazo, para luego iniciar la construcción de la misma. Tener un suministro de agua constante es una prioridad para el Canal, por lo que nos asociaremos con ingenieros innovadores para asegurarnos de que podamos mantener la confiabilidad de nuestro servicio en los años venideros.

Abril

Comprometidos con un comercio global continuo y seguro

A pesar del futuro retador e impredecible que enfrenta nuestro mundo, me gustaría ofrecer cierta seguridad en nombre de nuestro equipo en la vía interoceánica.

El Canal de Panamá está operando normalmente hoy y continuará trabajando con el personal necesario para garantizar las operaciones de tránsito durante este tiempo.

Durante más de 105 años, hemos brindado un servicio confiable a las cadenas de suministro globales, adaptándonos cuando ha sido necesario al vaivén de más de un siglo, para garantizar que nuestra ruta permanezca abierta para las comunidades y economías que dependen de ella. Ahora más que nunca, estamos comprometidos a mantener ese servicio de manera eficiente.

Para lograr esto, estamos siguiendo una serie de protocolos de respuesta al COVID-19 que evolucionan permanentemente. Los protocolos han sido desarrollados y coordinados en conjunto con el Ministerio de Salud de Panamá (MINSA) para garantizar nuestras operaciones seguras y sostenidas, y salvaguardar la salud y el bienestar de nuestra fuerza laboral, la de nuestros clientes y sus tripulaciones.

En enero, adoptamos una serie de procedimientos de seguridad en nuestras operaciones, que desde entonces se han intensificado en nuestra fuerza laboral. Los cambios recientes incluyen la reducción de nuestro personal en sitio a solo aquellos necesarios para asegurar las operaciones de tránsito, y el estricto cumplimiento de la guía establecida por las autoridades de salud panameñas para todos los tránsitos de embarcaciones, entre otros.

A lo largo de este difícil período, nuestro equipo se ha mantenido dedicado y diligente. Si bien hemos tenido algunos casos reportados de COVID-19 entre nuestros casi 10,000 empleados, ninguno ha estado relacionado con la operación de tránsito, y el Canal continuará manteniendo estrictos estándares de higiene para garantizar la seguridad de nuestro personal y la tripulación de nuestros clientes.

A medida que comenzamos a comprender mejor el verdadero impacto humano y económico de la pandemia de COVID-19, el equipo del Canal de Panamá se compromete a enfrentar esta situación actual de frente, para garantizar que los suministros e insumos globales necesarios se muevan rápidamente a sus destinos finales.

Estamos orgullosos de poder apoyar a todas las personas que están trabajando para mantener nuestras cadenas de suministro mundiales en movimiento, y nuestras comunidades y familias seguras.

Atentamente,


Dr. Ricaurte Vásquez Morales
Administrador de la Autoridad del Canal de Panamá
 

Marzo

Acciones preventivas del Canal de Panamá ante el COVID-19

El Canal de Panamá se encuentra monitoreando de cerca la evolución del brote del COVID-19 y ha adoptado una serie de medidas para proteger a sus colaboradores y evitar una mayor propagación del virus.

Desde enero, las embarcaciones que llegan a la vía interoceánica deben informar previo a su llegada si han visitado países con casos confirmados. Además, se implementaron una serie de acciones adicionales en la vía interoceánica.

Medidas para el tránsito de buques

El personal de control e inspección del Canal de Panamá tiene la función de velar por el cumplimiento del Reglamento de Sanidad y Prevención de Enfermedades Contagiosas dentro de aguas del Canal.

Estas inspecciones por temas de riesgo de contagio se han venido efectuando desde hace muchos años, y se hacen en todos los buques que arriban en aguas del Canal de Panamá.

Los controles existentes son:

  • El buque está obligado a reportar sus condiciones a bordo a través de la Ventanilla Única Marítima de Panamá (VUMPA). En caso de incumplimiento y/o dar información falsa, queda sujeto a penalidades y/o restricciones.
  • El arqueador del Canal de Panamá embarca y confirma a través de un formulario previamente llenado en la VUMPA las preguntas incluidas en la Declaración Marítima de Salud.
  • Una vez a bordo, el arqueador cuestiona nuevamente al capitán u oficial a cargo para confirmar que en el momento no hay enfermos a bordo alguien con sintomatología relacionada.
  • En el caso de que haya algún caso confirmado o sospechoso a bordo, y que dependiendo de los síntomas se concluya que hay alguna posibilidad de enfermedad relevante, se procede a llamar a Sanidad Marítima del Ministerio de Salud de Panamá (MINSA) para que embarque. Mientras esto sucede, se prohíbe el embarque y desembarque de personas y se despliega la bandera amarilla, que denota cuarentena al buque.
  • Una vez inspeccionado por el MINSA, se procede dependiendo de los resultados.

Para el caso puntual del COVID-19, se han tomado las siguientes medidas adicionales:

  • Los buques deben reportar al MINSA cuando se dan cambios en la tripulación en los últimos 14 días que vengan de puertos con casos de COVID-19.
  • El arqueador del Canal de Panamá llama por radio antes de embarcar el buque, confirmando nuevamente si se encuentran todos saludables a bordo y si han tenido algún cambio de tripulación reciente.
  • Se le ha ofrecido al personal mascarillas y gel alcoholado.
  • Se mantiene comunicación permanente con los médicos de Sanidad Marítima del MINSA.
  • El MINSA envió un comunicado a todas las navieras, que los obliga a reportar cualquier persona que tenga síntomas de enfermedad, independientemente que sea o no relacionada al COVID-19.

Febrero

Las herramientas creativas de conservación del Canal de Panamá, en números

La industria marítima se enfrenta actualmente a una nueva realidad.  Los cambios climáticos impredecibles afectan las cadenas de suministro en todo el mundo. El Puerto de Montreal en Canadá, el Río Rin en Europa y muy recientemente el Canal de Panamá, han experimentado patrones de lluvia históricamente bajos, lo que obligó a emprender acciones inmediatas para garantizar niveles operativos de agua. Para hacer frente a este desafío, el Canal de Panamá lleva adelante soluciones innovadoras para mantener el flujo de carga por la vía interoceánica.

Además de acelerar su búsqueda de soluciones a largo plazo, la vía interoceánica ha invertido en una serie de herramientas y programas comunitarios para fortalecer la sostenibilidad de la cuenca. Juntos, representan el enfoque creativo y orientado hacia la comunidad del Canal para la conservación, y ya han tenido un claro impacto, como lo demuestran los resultados a continuación:

Vuelos de vigilancia con drones

El Canal de Panamá trabaja con el Ministerio de Ambiente de Panamá para combatir la tala ilegal y la deforestación. El equipo del Canal lo hace, en parte, mediante el uso de tecnología, incluyendo drones en el monitoreo de la cobertura boscosa del Parque Nacional Chagres, que es la fuente del 44 por ciento del agua en la cuenca hidrográfica. En el año fiscal 2019, el equipo del Canal completó ocho vuelos de vigilancia, así como nueve recorridos terrestres, para monitoreos boscosos e intercambiar experiencias con las personas a lo largo de la cuenca.

8,167 títulos de propiedad

El Canal de Panamá distribuye títulos de propiedad a familias que viven a lo largo de la orilla del lago Gatún como parte de un esfuerzo para garantizar la seguridad legal de los habitantes de la cuenca. Además, esta iniciativa alienta a los pobladores de la cuenca a invertir en la sostenibilidad a largo plazo de sus propiedades y el medio ambiente. Esto coincide con un estudio del World Resources Institute (WRI, por sus siglas en inglés) que revela que este tipo de iniciativas genera beneficios ambientales, económicos y sociales significativos para la comunidad. El mes pasado, el Canal de Panamá superó los 8,000 títulos de propiedad otorgados a más de 14,000 beneficiarios, algunos de los cuales esperaron décadas por los títulos de propiedad, y ahora tienen acceso a préstamos bancarios y otros beneficios formales.

1,000,000 plantas de café

El mantenimiento eficiente del suministro del agua es crucial no solo para las comunidades que viven en la cuenca, sino también para la operación del Canal. Como tal, la vía interoceánica se ha asociado con los agricultores locales a través de su Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA), dotándolos de los recursos, programas educativos y otros incentivos necesarios para garantizar el desarrollo sostenible en la región. Esto incluye educar a los participantes sobre prácticas agrícolas sostenibles, como sembrar árboles para brindar sombra a sus plantas de café y prevenir erosión a través de métodos menos conscientes del medio ambiente, en lugar de limpiar la tierra con método más invasivos como son la tala y quema. Hasta ahora, el programa ha logrado plantar más de un millón de plantones de café, entre otros cultivos, lo que refleja un modelo sin precedentes de una economía verde que sirve para beneficiar al Canal, sus vecinos y su futuro productivo compartido.

22,239 hectáreas reforestadas

El Canal de Panamá también adelanta la reforestación de amplias franjas de tierra en la cuenca como parte del PIEA con el objetivo de promover la biodiversidad, la retención de carbono y la gestión ambiental. Hasta ahora, el Canal ha reforestado más de 22,000 hectáreas de tierra, con más de cinco millones de semillas plantadas y 3.5 millones de toneladas de CO2 capturadas. En los próximos cinco años, la vía interoceánica tiene como objetivo reforestar al menos 10,000 hectáreas adicionales.

550 estudiantes, 60 maestros and 100 padres

Para garantizar que este espíritu de conservación continúe en las próximas décadas, Panamá lanzó el año pasado el Programa de Guardianes de Cuencas Hidrográficas, educando a 550 estudiantes, 60 maestros y 100 padres sobre el valor de proteger la cuenca. La vía interoceánica también acogió a más de mil estudiantes para un Festival de Concientización Ambiental y eventos similares para alentar aún más a la próxima generación a explorar el comercio verde y garantizar un futuro más sustentable a lo largo de Panamá y el mundo.

Enero

Acciones del Canal para un futuro sostenible del agua

Este mes, el Canal de Panamá anunció nuevas medidas con el objetivo de garantizar la disponibilidad del agua y la confiabilidad de la ruta mientras se implementa una solución sostenible al suministro de agua para el consumo humano y la operación de la vía interoceánica.

Antes de que las nuevas medidas entren en vigor el 15 de febrero, examinamos, a través de algunas preguntas frecuentes, las acciones  innovadoras que ha tomado el Canal de Panamá. Por ejemplo,  cómo el programa de incentivos económicos ambientales, los llenados cruzados en las esclusas panamax y otras soluciones han ayudado a ahorrar agua en el Canal de Panamá.

¿Por qué son necesarias las medidas de conservación del agua en el Canal de Panamá?
El 2019 cerró como el quinto más seco de los últimos 70  años, a raíz de una reducción de 20% en los registros de lluvias en comparación al promedio histórico en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá. De igual forma, el nivel de temperatura en el área de la cuenca ha subido entre 0.5 -1.5 grados centígrados, lo que ha causado un incremento de 10 por ciento en los niveles de evaporación en los lagos. Sin ajustes y cambios operativos, se proyectaba que los niveles de agua bajarían a un rango que afectaría la operación de las esclusas panamax y neopanamax.

¿Qué está haciendo actualmente el Canal para ahorrar agua en sus operaciones?
Una de las mayores medidas de conservación es la aplicación de los llenados cruzados en las esclusas panamax. Esto consiste en enviar agua entre los dos carriles de las esclusas panamax durante los tránsitos para reducir su vertido al mar, lo cual ha resultado en el ahorro del agua equivalente a seis esclusajes diarios. Mire el vídeo a continuación para conocer cómo funciona esta técnica:

Además de los llenados cruzados en las esclusas panamax, el Canal de Panamá ha suspendido la generación de energía en la hidroeléctrica de Gatún desde octubre de 2018 para no gastar agua a través de las turbinas. Igualmente, durante el tránsito de buques se implementan acciones de conservación como la eliminación de la asistencia hidráulica en las esclusas panamax, una medida que agiliza el tránsito de los barcos, pero implican mayor uso de agua. Se mantiene el uso de las tinas de ahorro de agua en las esclusas neopanamax, y en la medida en que la dimensión de los buques lo permita, transitan dos barcos al mismo tiempo (esclusajes simultáneos).

¿El Canal está haciendo algo más para ahorrar agua?
El Canal de Panamá es  consciente que el agua es su principal recurso natural, por lo cual ha implementado y ampliado un número de programas que van más allá del aspecto operacional, y se ha enfocado en la conservación. Uno de los principales es el Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA) que ofrece títulos de tierra y capacitación en agricultura sostenible a los productores que viven en la Cuenca del Canal, quienes, a cambio, reforestan, protegen y cultivan más de 8,500 hectáreas en esa región, con el café como cultivo clave. Los esfuerzos del programa han llevado a mayores rendimientos para los agricultores, mientras que evitan la escorrentía, aseguran más tierras cultivables para uso a futuro y preservan los recursos hídricos y el medioambiente.

Hasta ahora, los resultados del PIEA son impresionantes:

  • 126 comunidades y 1,653 granjas que se benefician del programa en la cuenca
  • Más de 15,000 títulos de tierra entregados
  • 9,000 hectáreas de tierra reforestada
  • 647.5 hectáreas de cobertura boscosa protegida
  • 5,300,000 semillas plantadas
  • 175% de aumento en la producción en la región
  • Se espera que más de 4,000 hectáreas sean reforestadas dentro de los próximos cinco años

¿Qué está considerando el Canal de Panamá como una potencial solución a largo plazo para el manejo del agua?
El Canal se encuentra analizando e identificando soluciones a largo plazo para la disponibilidad del agua. El equipo actualmente está discutiendo una serie de opciones para el trasvase de agua de un lago fuera de la cuenca, así como la construcción de pequeñas presas en el lago Gatún que aumenten la capacidad de almacenamiento y regule el flujo de agua.

Diciembre


El 20° aniversario de la transferencia del Canal de Panamá:
Cómo el liderazgo panameño ha transformado el comercio mundial

Hoy, el Canal de Panamá celebra dos décadas bajo administración panameña. Si bien la vía interoceánica ya era una ruta comercial importante y una maravilla de la ingeniería, su transferencia al pueblo panameño el mediodía del 31 de diciembre del 1999 puso en marcha un período de redefinición no solo para el Canal de Panamá, sino también para Panamá.

Durante los 20 años siguientes, el Canal de Panamá pasó de ser en una empresa que no generaba beneficios, a un negocio competitivo e innovador. Con el apoyo del país, la vía interoceánica ha modernizado y optimizado el servicio, manteniendo su compromiso como facilitador del comercio mundial y crecimiento nacional. Al mismo tiempo, su equipo humano impulsó un cambio positivo en la industria y fortaleció el creciente rol del país como centro logístico global.

Los logros del Canal de Panamá a lo largo de los últimos veinte años han resaltado el liderazgo panameño, caracterizado por su capacidad para asumir desafíos aparentemente imposibles y superar las expectativas. Si bien la industria continúa enfrentando un panorama cada vez más complejo, la vía interoceánica celebra los logros de su transformación y continúa comprometida a enfrentar los desafíos con ingenio, coraje e imaginación, tal como lo hizo hace 20 años.

Para conmemorar el vigésimo aniversario bajo el liderazgo panameño, la vía interoceánica recuerda con orgullo algunos logros clave de los últimos 20 años:

  1. Con el cambio de administración, el Programa de Modernización y Mejora del Canal de Panamá se intensificó, con el objetivo de mejorar la infraestructura y equipamiento en la vía interoceánica.
  2. El Canal de Panamá adoptó en 2002 una nueva estructura de peajes, reconociendo el tráfico cada vez más diverso a través de la vía interoceánica y reemplazando la estructura que había estado en su lugar desde su apertura.
  3. Tras cinco años y más de cientos de estudios, el Canal de Panamá presentó en 2006 su propuesta de Programa de Ampliación. Seis meses después, más de las tres cuartas partes de los panameños aprobó la propuesta en un referéndum nacional.
  4. En septiembre de 2007, el Canal de Panamá comenzó la construcción de las nuevas esclusas, teniendo un efecto multiplicador en inversiones en proyectos de expansión en todo el mundo, particularmente a lo largo de la Costa Este de Estados Unidos. El Project Management Institute luego reconoció la ampliación como uno de los 50 proyectos más influyentes de los últimos 50 años.
  5. En manos panameñas, el Canal lanzó programas de reforestación y conservación, siendo responsable hasta la fecha de más de 2 millones de árboles plantados en la Cuenca del Canal y otras partes del país.
  6. Tras la transferencia y en menos de 10 años, el tiempo de tránsito (tiempo en aguas del Canal) disminuyó de 33 a 23 horas, marcando la creciente eficiencia y confianza en el Canal de Panamá.
  7. En junio del 2016, se inauguró el Canal ampliado frente a 25,000 panameños, empleados del Canal, jefes de estado y dignatarios de todo el mundo, clientes del Canal, ejecutivos de transporte y comercio, y cerca de 1,000 periodistas. Ese mismo mes, la vía interoceánica le dio la bienvenida al primer buque de gas natural licuado (GNL), marcando el comienzo del nuevo segmento en el Canal de Panamá.
  8. El Canal de Panamá lanzó el Programa de Reconocimiento Ambiental Green Connection, reconociendo a los clientes que demuestran una excelente gestión ambiental. Incluye el Green Connection Award, Calculadora de Emisiones y el Environmental Premium Ranking, de los cuales la OCDE consideró el último como una “idea innovadora” que “podría aplicarse mucho más en los puertos”.
  9. En el primer aniversario del Canal ampliado, la vía interoceánica le dio la bienvenida a más de 1,500 busques neopanamax, superando el tonelaje y las expectativas de tránsito diarias.
  10. La vía interoceánica instaló un programa piloto de paneles solares flotantes en el Lago Miraflores, el primero de su tipo en América Latina. Los paneles tienen 20 kilovatios de capacidad máxima y cubren 400 metros cuadrados de agua que normalmente no utilizarían.
  11. En el segundo aniversario del Canal ampliado, el Canal de Panamá aumentó su manga máxima permitida y los espacios de reserva diarios para buques transitando a través de las esclusas neopanamax, como resultado de la experiencia adquirida por la fuerza laboral de la vía interoceánica.
  12. La Calificación Global Standard & Poor’s (S&P) actualizó su perspectiva para el Canal de Panamá de “estable” a “positiva” y afirmó su calificación “A-” para la vía interoceánica. El año siguiente, Moody’s Investors Service mejoró la calificación a largo plazo a largo plazo de A1 a A2, con una perspectiva estable, y Fitch Ratings confirmó la calificación de grado de inversión “A” del Canal de Panamá con una perspectiva estable por cuarto año consecutivo.
  13. Cuatro buques de GNL transitaron satisfactoriamente las esclusas neopanamax en un solo día, marcando un hito para el nuevo segmento en el Canal ampliado.
  14. El Canal de Panamá se convirtió en la primera organización Latinoamericana en unirse a la Global Industry Alliance, consolidando su liderazgo ambiental en la industria naviera.
  15. En sus primeros 105 años y gracias la mayor capacidad y distancia de viaje más corta que ofrece el Canal ampliado, la vía interoceánica ayudó a reducir la emisión de 800 millones de toneladas de dióxido de carbono.
  16. El icónico Puente Atlántico fue construido sobre el Canal de Panamá y abierto al tránsito vehicular, convirtiéndose en el puente atirantado de hormigón pretensado más largo del mundo.
  17. Más de tres años después de su inauguración, el Canal ampliado continuó registrando récords, dando la bienvenida al tránsito del primer buque de GNL Q-Flex y el buque portacontenedores más largo hasta la fecha, que superó el umbral de 15,000 TEU en agosto 2019.
  18. Gracias a la ampliación del Canal, en el 2018 el Canal de Panamá dio la bienvenida al Norwegian Bliss, el buque de pasajeros de mayor capacidad que ha transitado la vía interoceánica. El crucero neopanamax tiene capacidad para 5,000 pasajeros, lo cual representó un récord de tránsito por las nuevas esclusas.
  19. El Canal de Panamá lanzó su Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA), que involucra a las comunidades locales en la región de la cuenca a través de iniciativas de reforestación, educación ambiental y iniciativas de incentivos económicos, y entregó más de 8,000 títulos de propiedad en sus primeros años.

Menos de 20 años después de la transferencia, el Canal de Panamá había recibido 8,000 buques neopanamax y conectado 144 rutas y 1,700 puertos en 160 países.

Noviembre


Un legado de sostenibilidad en un panorama cambiante

A fines del octubre, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD) publicó su Informe sobre el Transporte Marítimo 2019 sobre el panorama de la industria y sus desafíos dejando una preocupación muy clara: el cambio climático.

El sector marítimo enfrenta desastres naturales cada vez más intensos y frecuentes e disrupciones relacionadas con el clima que afectan las operaciones de transporte a nivel global. Por su parte, la CNUCYD citó consecuencias como el cierre de puertos en Asia debido al creciente número de huracanes y tifones, así como el impacto de la escasez de lluvias en el paso de los buques por Europa y a través del Canal de Panamá.

Como resultado, la mitigación y adaptación al cambio climático se han convertido en prioridades urgentes dentro de la industria marítima, provocando cambios tales como la regulación IMO 2020 o el financiamiento condicionado al cuidado al medioambiente a nivel global. El Canal de Panamá acoge con gran satisfacción estas mejoras y alienta a tomar medidas adicionales.

El Canal de Panamá, la ruta más corta para el comercio marítimo

El Canal de Panamá tiene un historial de apoyo activo a la sostenibilidad ambiental, no solo porque es lo correcto, sino también porque el legado de la vía interoceánica está arraigado y depende de ello.

El Canal ofrece a las navieras una ruta más corta en comparación con las rutas alternativas. Desde su apertura hace 105 años, ha reducido un estimado de 800 millones de toneladas de emisiones de carbono, que el Canal ampliado ha acelerado aún más, ya que permite a los buques llevar cantidades aún mayores de carga en menos viajes, ahorrando tiempo, combustible y emisiones.

La vía interoceánica también ha impulsado activamente soluciones progresivas de sostenibilidad, como lo demuestra su reciente inscripción a la Global Industry Alliance (GIA, por sus siglas en inglés).

La sostenibilidad comienza en casa

El Canal de Panamá ha implementado una serie de programas de conservación a nivel local que fueron diseñados específicamente para impulsar el desarrollo sostenible. Por ejemplo, su Programa de Incentivos Económicos y Ambientales no solo ha reforestado más de 8,900 hectáreas de tierra en la Cuenca del Canal de Panamá, sino también ha otorgado aproximadamente 15,000 títulos de propiedad en el área, a los que luego se les enseñan métodos de cultivo sostenible.

La vía interoceánica se definió en la última década por una estrategia ambiental que tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a lo largo de la industria marítima.

El Canal de Panamá ha establecido varias iniciativas de sostenabilidad para clientes, como el Green Connection Award y el Environmental Premium Ranking (EPR, por sus siglas en inglés), que reconoce a los clientes que demuestran una excelente gestión ambiental con espacios de prioridad. El EPR se informa mediante datos georreferenciados recopilados por una Calculadora de Emisiones que utiliza el Canal para calcular las emisiones de GEI de los clientes. A la fecha, 975 buques han aplicado al Programa de Reconocimiento Ambiental Green Connection, con más de 10,200 tránsitos verdes desde su inicio en 2017, cumpliendo con los estándares más altos de desempeño ambiental.

Según la OCDE el año pasado, el EPR solo estaba teniendo lugar en el Canal, aunque era “una idea innovadora” que “podría aplicarse mucho más en los puertos, ya que el tiempo de espera podría ser un gran desincentivo para compañías navieras. En términos generales, la llegada de buques en un momento más oportuno podría ahorrar tiempo y emisiones, pero requeriría una cooperación intensa entre varios actores clave”.

Descarbonizando el transporte marítimo juntos

El Canal de Panamá comparte su compromiso con un futuro más sostenible con la industria. Como también señaló el informe CNUCYD, el Canal de Panamá es la primera organización y entidad latinoamericana de un país en desarrollo en unirse a la Global Industry Alliance, una iniciativa de asociación público-privada que reúne a 18 líderes de la industria marítima que buscan mejorar la eficiencia energética y reducir la emisión de GEI en el transporte internacional. La vía interoceánica también se asoció recientemente con ONU Medioambiente para promover aún más el desarrollo sustentable y la mitigación del cambio climático.

Resulta evidente que la industria está, sin dudas, preocupada por el cambio climático. El Canal de Panamá continuará aceptando los retos con optimismo y en colaboración con la industria.

Octubre


La Plataforma Tecnológica Mejorada VUMPA Facilita los Procedimientos Marítimos en Panamá

Una embarcación transitando por el Canal de Panamá
Una embarcación transitando por el Canal de Panamá

A principios de este mes, el Canal de Panamá y la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) actualizaron su Ventanilla Única Marítima de Panamá (VUMPA). Este esfuerzo en conjunto no solo optimizará los procedimientos marítimos nacionales requeridos para los buques internacionales que visiten Panamá, sino que también demostrará cómo se puede aprovechar la tecnología para mejorar la eficiencia y reducir la emisión de dióxido de carbono en la industria logística.

Creada en 2017, la VUMPA es una plataforma online que automatiza el intercambio de información entre las agencias panameñas involucradas en el procesamiento del arribo y salida de los buques, agilizando el transporte marítimo internacional en los puertos panameños.

Las principales actualizaciones a la VUMPA buscan mejorar la precisión de las declaraciones de carga para las líneas navieras asociadas, así como las evaluaciones de riesgo realizadas por las autoridades panameñas. Además, la tarifa única del gobierno para los buques que arriban y zarpan, ahora se puede cobrar de forma electrónica con tarjeta de débito o crédito.

Otras de las mejoras incluyen la implementación de una política de privacidad, la visualización de documentos presentados a través del sistema de inspección de buques, la creación de alertas electrónicas basadas en el tipo de carga, la inclusión de la gestión de desechos y requisitos específicos de las principales autoridades panameñas, a las que pueden acceder el Inspector País.

Antes de que se adoptara la VUMPA, se exigía a los buques que completen varios tipos de documentación, como formularios de registro y documentos de aduanas para varias entidades, incluyendo el Canal de Panamá, la AMP, la Autoridad Nacional de Aduanas y el Servicio Nacional de Inmigración, entre otros.

Se estima que gracias a la VUMPA se han eliminado más de 300,000 formularios y documentos en papel, mejorando la eficiencia y la huella de carbono de los procedimientos de transbordo y ahorrando hasta 3,260 horas anuales.

Estas actualizaciones continuarán ayudando a reducir los costos, optimizar los itinerarios y mejorar la transparencia y productividad, al tiempo que brindan un ahorro sustancial de tiempo para los clientes marítimos que aprovechan las ofertas logísticas de Panamá.

Septiembre


La huella de las mujeres en el Canal de Panamá

En honor al Día Marítimo Mundial, y su lema este año “Empoderando a las Mujeres en la Comunidad Marítima”, nos gustaría destacar a algunas integrantes vitales de nuestro equipo en el Canal de Panamá. Desde la supervisión de las operaciones en las esclusas a representar al Canal ante clientes en el extranjero, ellas han demostrado que las mujeres no solo prosperan, sino que también impulsan el éxito de la vía interoceánica en todas las áreas de la fuerza laboral actual. Escuche sus historias y conozca más sobre sus experiencias a continuación.

Ilya Espino de Marotta, Vicepresidente de Negocios de Tránsito
“Al liderar la culminación de la ampliación del Canal de Panamá, pude demostrar que las mujeres podemos lograr grandes cosas en la industria marítima. Es muy bonito poder ser un ejemplo de que la mujer puede liderar grandes cargos en esta industria”.

Anabel Ortega, Arqueadora
“Realizando la labor todos los días y haciéndolo lo mejor que se pueda, es la manera de influenciar a las mujeres de que podemos hacerlo. No existen barreras, todo está en tu mente y en tu corazón”.

Yanelis Lizárraga, Pasacables
“El trabajo en el Canal de Panamá requiere más esfuerzo por la fuerza de la mujer contra el hombre. Con el apoyo de todos los compañeros y compañeras, hemos hecho el trabajo y eso es lo que queremos demostrar en todos tránsitos que hacemos aquí”. 

Silvia de Marucci, Gerente de Análisis de
Mercado y Relaciones con el Cliente

“Es importante tener claro cuál es nuestra visión de lo que queremos hacer. Tomar nuestras decisiones sobre esas prioridades y realmente disfrutemos de lo que estamos haciendo”.

Anayancy Johnson, Arqueadora Senior 
“No hay que dejarse llevar por el hecho de que es un área dominada por hombres. Esto tiene que cambiar, y depende de nosotras, las mujeres. Hoy en día, esta tradición está cambiando la industria marítima, pero depende de nosotras que tomemos la iniciativa”.

Donica Baird, Capataz de Operaciones de Lanchas y Pasacables 
“Mi punto más importante en el Canal ha sido ver cómo hemos ido evolucionando, cómo la mujer ha podido lograr grandes éxitos dentro de posiciones no tradicionales en del mundo marítimo”.

Verónica Will Araúz de Ortega, Capitana de Remolcador 
“Lo más importante sería influenciar a las mujeres de tal manera de motivarlas para que me vean como una motivación y piensen que si yo llegué, ellas también pueden”. 

Agosto


El Administrador Quijano se despide del Canal de Panamá

Ingeniero Jorge L. Quijano, Administrador del Canal de Panamá, 2012-2019

Al momento de asumir el puesto de Administrador del Canal de Panamá en septiembre del 2012, el futuro parecía estar colmado de desafíos. Fui el tercer panameño en liderar la vía interoceánica, con la tarea de encaminar a la organización dentro de una industria cambiante y una economía global incierta. También estábamos a medio camino de la ampliación del Canal, y comenzando a avanzar en nuevos planes como la construcción del nuevo puente sobre el Canal en el lado Atlántico.

Si bien todavía teníamos un largo camino por recorrer en nuestra transformación, le aseguré a la comunidad marítima internacional que el legado del Canal se basaba en la aceptación de los retos. Nuestra fuerza laboral se comprometió a marcar el comienzo de una nueva era para el comercio mundial y para nuestro país. Siete años después, puedo decir que nuestro equipo superó incluso nuestras expectativas más ambiciosas.

Desde su inauguración en 2016, el Canal ampliado ha demostrado ser una gran hazaña de ingeniería y una fuerza transformadora para el comercio global. Segmentos clave como gas licuado de petróleo (GLP) y el gas natural licuado (GNL) han aprovechado la capacidad de la ruta para acomodar los buques más grandes y convertirse en altamente competitiva para el transporte de gas de Estados Unidos a los principales importadores de Asia, Sudamérica y Centroamérica, ofreciendo reducciones significativas en los tiempos de viaje. Además ha contribuido a importantes inversiones de infraestructura a lo largo de los puertos de Estados Unidos con el propósito de aprovechar las economías de escala. También hemos asegurado, por cuarto año consecutivo, una posición financiera sólida, la cual fue reconocida por Fitch Ratings con la calificación ‘A’ de grado de inversión.

Durante los últimos siete años, la vía interoceánica ha logrado incrementar exponencialmente el tonelaje mientras continúa invirtiendo en infraestructura y su equipo operativo, mejorando así la capacidad, confiabilidad, seguridad y eficiencia de los tránsitos. Incluso, mientras celebramos 105 años de operación, el equipo continúa alcanzando récords importantes en todos los segmentos. En el último año, dimos la bienvenida al tránsito del primer buque Q-Flex de GNL y el buque portacontenedores más grande en transitar a la fecha, que supera los 15,000 TEU. Este mes, establecimos un récord de tonelaje diario con 1.706 millones de toneladas del Canal de Panamá (CP/SUAB) el 16 de agosto, y hemos alcanzado 7,000 tránsitos Neopanamax desde la inauguración del Canal ampliado. Además, finalizamos la construcción del Puente Atlántico, que marca un récord mundial como puente atirantado de concreto presforzado, con la luz central más larga (530 metros).

La ubicación geográfica del Canal ha permitido que los buques acorten la distancia en comparación con rutas alternativas, reduciendo también los costos y las emisiones de gases de efecto invernadero. En combinación con la introducción del Canal ampliado, que ofrece una mayor capacidad y requiere menos movimientos de carga, se estima que la vía interoceánica ha ahorrado más de 800 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el transcurso de su historia. Esto se suma a los 140 millones de toneladas de CO2 capturadas a través de las medidas de conservación en la cuenca del Canal de Panamá y a la reducción de 3.5 millones de toneladas de CO2 a través del Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA).

Si bien mi tiempo como Administrador llega a su fin, estoy profundamente agradecido por el desempeño de nuestro equipo, el pueblo panameño y nuestros clientes que hicieron que los últimos siete años fueran tan fructíferos. Dejaré el Canal bien posicionado para su próxima era de crecimiento y confío plenamente en la capacidad del nuevo liderazgo para construir sobre nuestra base sólida. Si mi carrera de 44 años en la vía interoceánica me enseñó algo, es a nunca desestimar la habilidad de nuestro equipo para superar las expectativas, y espero con ansias ver cómo se desarrolla el próximo capítulo de la vía interoceánica.

Julio


El Canal de Panamá Afirma su rol como la Ruta Verde ante la OMI 2020

A partir del 1 de enero de 2020, la comunidad marítima global adoptará nuevos y ambiciosos estándares de emisiones establecidos por la Organización Marítima Internacional (OMI). Con el objetivo de reducir la huella de carbono en la industria, se han comenzado a generar cambios significativos que alteran el status quo al limitar el contenido máximo de azufre en el combustible de 3.5% a 0.5%.

A fin de facilitar  las nuevas normas, el Canal de Panamá ha comenzado a aplicar con anterioridad una serie de iniciativas enfocadas a posicionar la ventaja competitiva de la vía interoceánica en un entorno de negocios post-OMI2020. Desde proporcionar nuevos incentivos para la reducción de emisiones, hasta forjar nuevas alianzas internacionales, el Canal está posicionado para capitalizar la demanda del mercado al promover rutas eficientes y más cortas en el marco de estas nuevas regulaciones. La vía interoceánica cuenta con esfuerzos innovadores en el frente medioambiental y sostenible, entre los que destacan:

1) Continua optimización y eficiencia de la ruta

La ruta de agua del Canal requiere de menor número de movimientos de carga en comparación con el transporte aéreo, de camión, o ferrocarril, derivando en la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) por tonelada y milla náutica. Al combinar distancias más cortas con la oportunidad de acceder a una mayor capacidad de TEU, el Canal contribuye en la disminución del consumo de combustible y, por lo tanto, de emisiones. Al con otras rutas, dicha acción impacta positivamente en la reducción de gases de efecto invernadero (GEI).

Desde 1914, la vía interoceánica ha ayudado a reducir 750 millones de toneladas de emisiones de CO2. El Canal de Panamá ha cumplido con las regulaciones de combustible en maniobras de bajas emisiones, lo cual ha aumentado la calidad del aire y reducido la contaminación del agua y aire.

2) Fortalecimiento del Programa de Reconocimiento Ambiental Green Connection

Al otorgar el Programa de Reconocimiento Ambiental Green Connection a buques que cumplen con los más altos estándares de desempeño ambiental, el Canal alienta a sus clientes a implementar prácticas enfocadas en reducir el uso de carbono. El programa se expandirá en septiembre 2019 a través de las siguientes acciones:

  • Ampliación del Environmental Premium Ranking al considerar combustibles bajos en carbono y operaciones de tránsito con conciencia ambiental. Los clientes que cuenten con un desempeño favorable en los estándares de eficiencia ambiental tendrán la oportunidad de mejorar su posición dentro del sistema de clasificación de clientes del Canal de Panamá.
  • Mayor precisión en la Calculadora de Emisiones al georreferenciar datos para rastrear las emisiones de carbono de los buques que transitan a través del Canal. Esto permitirá que la vía interoceánica y sus clientes identifiquen con mayor precisión las emisiones, incentivando así la gestión ambiental y la reducción de GEI.

3) Crecimiento del Programa de Incentivos Económicos Ambientales (PIEA)

En mayo de 2019, el Canal anunció la segunda fase del programa PIEA el cual incorpora a comunidades locales de la cuenca en iniciativas de reforestación, educación ambiental e incentivos económicos. A través de dicho programa, el Canal busca contribuir con la reforestación de más de 4,000 hectáreas (40 kilómetros cuadrados) en los próximos cinco años, y brindar mayor apoyo a los agricultores con modelos sustentables de producción.

4) Ahorro de agua y energía a través de la innovación

Con el propósito de mitigar nuestra huella de carbono, el Canal ha implementado una serie de medidas innovadoras para conservar el agua y fomentar el uso de energíarenovable. Un ejemplo incluye la introducción de 18 innovadoras tinas de reutilización de agua que reutilizan 60% del agua por esclusaje en el Canal ampliado, usando 7% menos agua en comparación con las esclusas panamax. Otro ejemplo es la instalación de 88 paneles solares flotantes de última generación con células fotovoltaicas (CF) que forma parte de un programa piloto.

5) Conservación de la fauna marina

En 2014, se introdujo un esquema de dispositivos de separación del tráfico (DST) para regular los buques comerciales que entran y salen de aguas del Canal y los puertos del país. Las nuevas rutas están diseñadas para minimizar la probabilidad de que coincidan las rutas de los buques con las de las ballenas jorobadas que se encuentran migrando durante este periodo. Dicha iniciativa fue aprobada por la OMI en Londres.

Desde el 1 de agosto hasta el 30 de noviembre, cada buque debe reducir su velocidad a un máximo de 10 nudos en partes delimitadas del Canal para proteger a las ballenas. A fin de mejorar estos esfuerzos, el Canal también evaluará el impacto de los DST creados para organizar el tráfico marítimo en áreas previamente delineadas y evitar que las ballenas choquen con las embarcaciones.

6) Promoviendo la gestión ambiental a nivel global

El Canal de Panamá continúa consolidando su liderazgo en el transporte marítimo sostenible a nivel mundial. A principios de este año, el Canal unió esfuerzos con la Global Industry Alliance (GIA), la asociación público-privada de la OMI que vela por la eficiencia energética y la reducción del impacto ambiental. Asimismo, esta semana el Canal de Panamá y ONU Medio Ambiente firmaron un acuerdo de cooperación que busca sumar esfuerzos para la promoción del desarrollo sustentable y la lucha contra el cambio climático.

Para mayores detalles, visite el siguiente sitio web: http://greenroute.micanaldepanama.com/

Junio


A tres años de su inauguración, el Canal ampliado continúa superando expectativas

El 26 de junio de 2016, el Canal ampliado dio la bienvenida a su primer tránsito marcando la culminación del proyecto más grande en la vía interoceánica desde su apertura en 1914. Tras una década de planificación, el Canal ampliado es un referente de ingeniería y un símbolo del compromiso del Canal en una nueva era en el comercio marítimo mundial. Después de tres años y con más de 6,000 tránsitos de buques neopanamax, hoy celebramos los hitos del Canal ampliado, las cuales continúan superando las expectativas de la industria marítima.

La experiencia de nuestro equipo humano en las esclusas neopanamax y la inversión en la operación han permitido un aumento en la capacidad y eficiencia de los buques que transitan por la vía interoceánica. Estos factores han facilitado que el equipo continúe alcanzando hitos, no sólo en segmentos existentes, sino también en nuevos segmentos. Por ejemplo, el pasado mes de mayo transitó por el Canal el primer buque Q-Flex de gas natural licuado (GNL), así como el portacontenedor Tritón, registrado como el buque más grande y de mayor capacidad a la fecha.

El Canal ampliado también ha reafirmado el rol de la vía interoceánica como la Ruta Verde del comercio marítimo mundial al ofrecer mayor capacidad y menores movimientos de carga. Como resultado, las esclusas neopanamax han alcanzado una reducción de más de 55 millones de toneladas de CO2 desde su inauguración. En combinación con las esclusas panamax durante el mismo periodo, se redujo más de 75 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a la captura generada por más de 150,000 hectáreas de bosques.

El éxito del Canal ampliado es resultado del arduo trabajo, compromiso e innovación del equipo del Canal de Panamá. Esto es una evidencia clara de lo que Panamá es capaz de hacer, por lo que esperamos continuar fortaleciendo nuestro rol en el futuro del comercio marítimo mundial.

Mayo


El Canal de Panamá reafirma su papel como facilitador del comercio global en Asia

Líderes del Canal de Panamá, junto con representantes de la industria en Singapur, Japón, China, Corea del Sur y Taiwán, reiteraron su compromiso por impulsar el comercio regional y global

Una delegación del Canal de Panamá, encabezada por el Administrador Jorge Luis Quijano, regresó recientemente de Asia tras reuniones con clientes y organizaciones en el sector marítimo, energético e infraestructura. Durante las reuniones, se conversó sobre la actual operación de la vía interoceánica y las posibles mejoras en el servicio, además de obtener información valiosa por parte de los líderes de la industria.

“Nuestro recorrido por Asia ha resultado extremadamente valioso para proporcionar a los líderes del Canal de Panamá conocimiento crítico de las próximas necesidades en la región. Mientras continuamos invirtiendo en brindar servicios de calidad a nuestros clientes, tenemos como objetivo el colaborar estrechamente con ellos para ofrecer un mejor servicio”, dijo Quijano. “Esperamos continuar apoyando el creciente papel de la región en el comercio mundial y el gran valor que posee la ruta del Canal de Panamá para nuestros clientes”.

Singapur: Promoviendo el desempeño de la vía interoceánica y de Panamá en Sea Asia 2019

En el marco de la exposición y conferencia marítima “Sea Asia 2019” sostenida en Singapur el pasado abril, Quijano abordó, junto a ejecutivos y expertos marítimos, temas relativos a los flujos comerciales mundiales. Como parte de la exhibición del Pabellón de Panamá, el Canal de Panamá, el Ministerio de Comercio e Industria, y la Autoridad Marítima de Panamá, promovieron la oferta marítima del país.

Adminstrador el Canal de Panamá Jorge Luis Quijano en uno de los paneles de Sea Asia 2019. Foto cortesía de Sea Asia 2019.

En Singapur, la comitiva se reunió con BW GAS A/S, Helios LPG, Ocean Network Express Pte. Ltd. y PSA para discutir sobre el desempeño del Canal de Panamá, particularmente de las esclusas neopanamax. Asimismo, se revisaron los cambios implementados en el sistema de reservas para adaptarse a las diferentes necesidades de los segmentos mercados, así como las mejoras en términos de capacidad realizadas en el Canal luego de su ampliación, y la posibilidad de desarrollar nuevas oportunidades de negocio para complementar el servicio de tránsito.

Japón: Oportunidades en el futuro
Una vez en Tokio, la delegación retomó las conversaciones sobre las mejoras en el sistema de reservas; los posibles cambios en la estructura de peajes; y la capacidad del Canal junto con potenciales oportunidades de negocios complementarios al tránsito marítimo. La delegación se reunió con empresas clave del embarque marítimo como Kawasaki Kisen Kaisha, Ltd. (K Line), Nippon Yusen Kabushiki Kaisha (NYK), Asociación de Armadores Japoneses (JSA por sus siglas en inglés), así como Astomos Energy Corporation, Itochu, Sumitomo Corporation, JERA, Tokyo LNG Tanker Co. Ltd., JBIC y Osaka Gas, quienes son agentes importadores que también utilizan la vía interoceánica.

De igual manera, el equipo realizó visitas de trabajo al Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo, al Ministerio de Economía, Comercio e Industria, y a la Agencia de Recursos Naturales y Energía de Japón, para continuar fomentando una relación fructífera entre el Canal de Panamá, las navieras japonesas y las agencias gubernamentales.

China: El Canal como puente para la importación de energía

Posteriormente, la comitiva del Canal incursionó por Beijing y Shanghai, donde sostuvieron conversaciones con la Administración Nacional de Energía de China, la China Natural Offshore Oil Corporation, PetroChina, SINOPEC y China COSCO Shipping Corp Limited. En la reunión, examinaron la capacidad del Canal para manejar la creciente demanda de importaciones de energía y las futuras tendencias en la construcción de embarcaciones.

Corea del Sur: Exponiendo Nuestro Desempeño e Inversiones

El equipo del Canal de Panamá llevó a cabo encuentros en Corea del Sur, donde se reunió con Hyundai Merchant Marine y PanOcean, así como con empresas del sector energético como E1 Corporation, SK Shipping, Hyundai LNG Shipping, y Korea Line, y KOGAS. Durante dichos encuentros, Quijano presentó resultados del Canal, incluidas las inversiones realizadas desde la apertura de las esclusas neopanmax las cuales permitieron expandir la capacidad y flexibilidad de programación para todos los segmentos del mercado, tal como fue el caso de la demanda adicional para el segmento de gas natural licuado (GNL).

Taiwán: Intercambiando perspectivas sobre tránsito y tendencias

En Taiwán, la delegación del Canal de Panamá se reunió con Evergreen y Yang Ming para analizar tendencias actuales del segmento de portacontenedores, incluyendo el emplazamiento de embarcaciones de mayor tamaño e información sobre las próximas mejoras en el sistema de reservas de tránsito.

Estados Unidos: Promoviendo los logros de la vía Interoceánica en el segmento de GNL

El término de la gira de trabajo se realizó en Houston, Texas, donde el administrador Quijano sostuvo una presentación en el “Long Term Customer Gathering” de Cheniere Energy, Inc. para compartir como el Canal se está adaptando a las crecientes necesidades de tránsito en la industria del GNL. Asimismo, comentó sobre las futuras proyecciones de demanda al invertir en la ampliación de canales, de amarres y áreas de anclaje, y de flotas de remolcadores. Quijano abordó preguntas sobre la producción, compra, comercio y transporte energético.

 

 

El 26 de junio de 2016, el Canal ampliado dio la bienvenida a su primer tránsito marcando la culminación del proyecto más grande en la vía interoceánica desde su apertura en 1914. Tras una década de planificación, el Canal ampliado es un referente de ingeniería y un símbolo del compromiso del Canal en una nueva era en el comercio marítimo mundial. Después de tres años y con más de 6,000 tránsitos de buques neopanamax, hoy celebramos los hitos del Canal ampliado, las cuales continúan superando las expectativas de la industria marítima.

La experiencia de nuestro equipo humano en las esclusas neopanamax y la inversión en la operación han permitido un aumento en la capacidad y eficiencia de los buques que transitan por la vía interoceánica. Estos factores han facilitado que el equipo continúe alcanzando hitos, no sólo en segmentos existentes, sino también en nuevos segmentos. Por ejemplo, el pasado mes de mayo transitó por el Canal el primer buque Q-Flex de gas natural licuado (GNL), así como el portacontenedor Tritón, registrado como el buque más grande y de mayor capacidad a la fecha.

El Canal ampliado también ha reafirmado el rol de la vía interoceánica como la Ruta Verde del comercio marítimo mundial al ofrecer mayor capacidad y menores movimientos de carga. Como resultado, las esclusas neopanamax han alcanzado una reducción de más de 55 millones de toneladas de CO2 desde su inauguración. En combinación con las esclusas panamax durante el mismo periodo, se redujo más de 75 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a la captura generada por más de 150,000 hectáreas de bosques.

El éxito del Canal ampliado es resultado del arduo trabajo, compromiso e innovación del equipo del Canal de Panamá. Esto es una evidencia clara de lo que Panamá es capaz de hacer, por lo que esperamos continuar fortaleciendo nuestro rol en el futuro del comercio marítimo mundial.

Abril


Conversando con los Clientes:
Serena Xiaotian Su – Cheniere

A principios de mes, en el GNL2019 en Shanghái, Serena Xiaotian Su, gerente del equipo de estructuración comercial de Cheniere, realizó una presentación a los líderes de la industria sobre el futuro de los tránsitos de gas natural licuado (GNL) por el Canal de Panamá. Hablamos con ella para conocer un poco más sobre su perspectiva acerca de la relación del Canal con Cheniere.

Ha presentado un análisis sobre GNL en Shanghái este mes ¿Por qué elegiste este tema?
Dada la creciente demanda de GNL hacia Asia de la cuenca Atlántica, el Canal ampliado jugará un papel muy importante en el comercio global de GNL. Creemos que, debido a nuestra experiencia operacional y comunicación frecuente con la vía interoceánica, Cheniere se encuentra bien posicionado para proporcionar una visión de las dinámicas del tránsito de GNL a través del Canal. 

¿Cuáles son las principales conclusiones del análisis con respecto al impacto del Canal ampliado en el comercio del GNL?
La inauguración del Canal ampliado fue tan solo un mes después de que se completara sustancialmente la primera planta de licuefacción en Sabine Pass en Luisiana, Estados Unidos. Para noviembre de 2018, las esclusas neopanamax ya habían acomodado más de 500 tránsitos de buques de GNL. Uno de nuestros principales hallazgos fue que la planificación y operación del Canal de Panamá se ajustaron rápidamente a los cambios recientes en las perspectivas de flujos comerciales de GNL.

¿Puede hablar sobre la relación del Canal de Panamá con Cheniere?
Cheniere es uno de los grandes usuarios del Canal de Panamá en cuanto a tránsitos de GNL. Cheniere y el Canal se han reunido varias veces para comprender mejor el negocio, incluyendo el crecimiento esperado en el comercio global de GNL. Hemos desarrollado una relación con el Canal y siempre lo hemos encontrado muy receptivo a nuestras preguntas y solicitudes de tránsitos. Esperamos que el Canal de Panamá encuentre útil este análisis de la industria para su planificación. 

¿Puede explicarnos cómo trabajar de cerca con el Canal de Panamá ha mejorado los tránsitos de GNL por la vía interoceánica?
Al trabajar estrechamente con el Canal de Panamá desde la inauguración de las esclusas neopanamax, creemos que hemos ayudado a alinear mejor el sistema de reservas del Canal de Panamá con los requerimientos de la industria, mejorando la disponibilidad de espacios en el sistema de reservas, y la utilización de los mismos para tránsitos de buques de GNL. Esto ha resultado en varios tránsitos de GNL por día, incluyendo cuatro en un día. Continuaremos colaborando con el Canal de Panamá para ayudar a alinear aún más los requerimientos de la industria de GNL. 

¿Cuál es su punto de vista sobre la capacidad del Canal para atender el creciente segmento de GNL?
Nuestras proyecciones estiman que el Canal de Panamá podrá acomodar el incremento esperado de tráfico de GNL en el periodo proyectado hasta el año 2030. 

Los portacontenedores, los buques de gas licuado de petróleo y GNL actualmente representan aproximadamente el 90% del total de los tránsitos neopanamax. Estimamos que estos segmentos continuarán dominando los tránsitos totales en el futuro. Nuestro análisis apunta a que el total de tránsitos de estos segmentos alcanzará los 10.3 tránsitos por día en el 2030, dejando 1.7 espacios diarios o 51 espacios disponibles por mes. Estos espacios restantes permitirán administrar períodos cortos de alta demanda de GNL o un crecimiento mayor del esperado en otros segmentos. Teniendo en cuenta los perfiles de estacionalidad y las rutas comerciales predominantes en el segmento de portacontenedores y buques de GNL, creemos que el Canal será capaz de acomodar al creciente segmento de GNL.  

¿Cuál es su visión sobre el futuro del GNL en el Canal de Panamá?
En nuestro análisis de base, estimamos 3 tránsitos GNL por día para el 2030. Desde que transitaron con éxito tres buques de GNL el mismo día el 1 de octubre de 2018, el Canal ha podido transitar cuatro buques de GNL en tres ocasiones. Con el aumento de la experiencia operacional a lo largo del tiempo, esperamos que la vía interoceánica pueda adaptarse al aumento esperado de tránsitos de GNL en la próxima década. 

Marzo


Canal ampliado cumple 1,000 días de operación

El viernes 22 de marzo, el Canal de Panamá ampliado conmemoró 1,000 días en funcionamiento, marcando un hito importante para la vía interoceánica, que continúa redefiniendo las rutas de comercio mundial y superando las expectativas.

“Durante estos 1,000 días, la fuerza laboral del Canal de Panamá no sólo cumplió con el desafío de administrar con éxito las esclusas neopanamax, sino que también superó las proyecciones que teníamos para este período de operaciones, gracias a su eficiencia y productividad”, dijo el Administrador del Canal de Panamá, Jorge L. Quijano.

Desde la inauguración del Canal ampliado en junio de 2016, la vía interoceánica ha experimentado un aumento en el tonelaje de carga, como resultado de los nuevos segmentos y servicios de línea que han sido redirigidos a través de Panamá para capitalizar el ahorro de tiempo y costos que ofrece la ruta.

Desde entonces, más de 5,700 buques neopanamax han transitado por la vía, y los buques portacontenedores representan aproximadamente el 51 por ciento del tráfico, seguidos por los buques de gas licuado de petróleo (GLP) y gas natural licuado (GNL) con casi 26,2 y 11,3 por ciento, respectivamente. La ruta también ha acogido a graneleros, petroleros, transportistas de vehículos y cruceros a través de las esclusas neopanamax

La mayor experiencia con las esclusas neopanamax, junto con la optimización continua y la inversión en sus operaciones, ha permitido que el Canal proporcione capacidad, flexibilidad y eficiencia adicionales en todos los segmentos. Dichos cambios han incluido modificaciones al Sistema de Reservas de Tránsito y restricciones de tránsito, así como la adición de dos espacios de reserva neopanamax, con lo que el número total de espacios de reserva incrementó de seis (al momento de la apertura) a ocho. Como resultado, el Canal ha marcado una serie de hitos recientes, que incluyen un tonelaje anual récord y el primer tránsito de cuatro buques de GNL en un día en octubre pasado.

El mes pasado, el Canal de Panamá también celebró la calificación a largo plazo de Moody’s Investors Service, basada en el sólido desempeño del Canal desde la inauguración de la ampliación. Este hecho fue sucedido días más tarde por la admisión de la vía interoceánica a la Global Industry Alliance (GIA), una iniciativa de asociación público-privada de la Organización Marítima Internacional (OMI), en reconocimiento a las contribuciones del Canal ampliado a la reducción de emisiones, entre otras áreas.

Estos logros recientes reflejan la dedicación de la fuerza laboral del Canal para aportar valor e innovación a la industria marítima mundial. También marcan el comienzo de un ambicioso plan para fortalecer la posición de Panamá como el centro logístico de las Américas. Para hacerlo, la vía continuará invirtiendo en su infraestructura, servicios y personas para garantizar que el Canal de Panamá siga siendo una ruta competitiva y confiable para los próximos 1,000 días y más.

Febrero


Las Principales Rutas del Canal de Panamá

Por más de 100 años, el Canal de Panamá ha mejorado el comercio global, ofreciendo conectividad y permitiendo oportunidades de crecimiento para países en todo el mundo. La vía interoceánica une 140 rutas marítimas, conectando 1,700 puertos y 160 países, ofreciendo ahorros en emisiones al ambiente, de tiempo y costos para la industria marítima.

El principal usuario del Canal de Panamá es los Estados Unidos, que representa casi el 67% de la carga total transportada a través de la vía interoceánica. China es el segundo usuario del Canal de Panamá, representando casi el 16% de la carga total transitada, seguido por México, Chile y Japón, entre otros.

En términos del porcentaje de tonelaje de carga, las rutas principales fueron entre la costa este de los Estados Unidos y Asia, la costa este de los Estados Unidos y la costa oeste de América del Sur, la costa este de los Estados Unidos y la costa oeste de América Central, Europa y la costa oeste de América del Sur, y entre Asia y la costa este de América Central.

Para consolidar su posición como el centro logístico de las Américas, el Canal de Panamá continuará ofreciendo su servicio a las rutas nuevas y actuales. Al ofrecer una infraestructura líder en la industria y una fuerza laboral altamente capacitada, el Canal se compromete a mantener la competitividad, reforzando la confiabilidad y seguridad.